Real Silver Coin, una nueva criptomoneda mexicana respaldada en plata, aún no nació oficialmente y ya es acusada de estafa. Una comunidad de bitcoiners de ese país denunció vía Facebook que el proyecto es poco transparente.

El criptoactivo sería respaldado por plata proveniente de minas de los estados Durango y Sinaloa, ubicados al noroeste mexicano. El mismo es promovido por la empresa Sion Gold y fue anunciado este 5 de febrero en el medio local El Financiero. De acuerdo a la información, Real Silver Coin espera presentar 2 millones de tokens el próximo 11 de febrero en Washington, Estados Unidos. Posiblemente comience a circular a nivel mundial en junio de este año.

“Es un ahorro seguro, es algo que va siempre hacia a la alza (…)”, comentó al medio Rosa Isela de la Rocha Nevárez, presidenta de la firma.

Sin embargo, la respuesta de la comunidad criptográfica mexicana fue tan rápida como contundente. En el grupo de Facebook, los usuarios aseguran que se trata de una estafa. Otro de los integrantes va más allá, y sospecha que se trate de un esquema Ponzi.

El esquema de Ponzi es un fraude mediante el cual los estafadores consiguen pagar los intereses de una inversión mediante el mismo dinero invertido o con el dineros de nuevos inversores, según explica en su página web el banco BBVA.

Denuncian los bitcoiners

Carlos Noverón, quien es miembro del grupo, asegura en un comentario haber investigado el proyecto. Por ende, explicó que es “muy sospechoso, es una especulación de alto riesgo, no parece haber intención de cumplir con regulación Fintech mexicana o gringa”.

Noverón hace referencia a la información divulgada en la página web de Real Silver Coin. Allí, por ejemplo, ofertan las acciones de 13 empresas mineras aparentemente involucradas en el proyecto. También se enfoca en los datos específicos de la sección de Preguntas Frecuentes.

“(…) Por desgracia nuevamente nada de información relacionada con Banxico [Banco Central de México], CNBV [Comisión Nacional Bancaria y de Valores], SEC [Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos], y más interesante aún: venden supuestas acciones por medio de un carrito de compras. Y nada de información sobre sus acciones en la BMV [Bolsa Mexicana de Valores]. Y en ninguna parte dice cuál es su razón social”, comentó el usuario.

Otros miembros también aseveran que se trata del esquema ponzi, considerando las características del negocio.

La empresa ofrece ganancias a quienes promuevan la venta de acciones y pone en funcionamiento una estructura mediante la cual, un promotor puede crear una figura que llaman “mesa de negocios”, conformada por 12 compradores accionistas. Además, autoriza la realización capacitaciones y presentaciones masivas en cualquier parte de México.

“Tienen “promotores” a los que les van a pagar en plata para que “metan” a gente a invertir. No hay nada que ver aquí, no es más que un vil ponzi entrelazado con plata para confundir incautos”, comentó un usuario llamado Tomas Alvarez Melis.

Imagen: Morocotacoin.

Vea también: Cuentas falsas de Facebook intentan estafar a usuarios de bitcoin