Afganistán, Túnez y Uzbekistán se encuentran en una carrera para conocer cuál será el primer país en emitir un bono soberano en bitcoins, y ya participaron está intención al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial.

En entrevista con el portal Asia Times, previa a las reuniones anuales de primavera de las Juntas de Gobernadores del Grupo del Banco Mundial y el FMI, celebradas en Washington entre el 8 y el 14 de abril, los gobernadores de los bancos centrales de ambos países aseguraron que manifestaron su deseo en este encuentro.

El jefe del Banco Central de Afganistán, Khalil Sediq, resaltó que su nación estaba considerando seriamente la posibilidad de emitir un bono criptográfico soberano que utiliza la tecnología blockchain como un instrumento para recaudar alrededor de US$ 5.8 mil millones en inversiones necesarias del sector privado para el país, como la minería, energía y agricultura.

Resaltó que bitcoin podría combinarse con una forma de futuro de los metales, como el litio, e indicó que el valor de las reservas minerales de Afganistán se estimaba en más de US$ 3 billones. Dicho territorio se convertirá en uno de los mineros de litio más grandes del mundo, un metal que escasea debido a la demanda de vehículos eléctricos provocada por Tesla Inc. de Elon Musk y otros.

Afganistán se enfrenta a severas restricciones a los préstamos no concesionales y una emisión de criptografía, argumenta Sediq, podría ofrecer una manera de acceder a los mercados internacionales, a través de un instrumento financiero único en su clase, hecho posible con la plataforma de servicios financieros de tecnología de cadena de bloques.

Por su parte, la gobernadora de Banque Centrale de Tunisie, Marouane El Abassi, aseguró que la nación del norte de África creó un grupo de trabajo que también estaba estudiando seriamente la emisión de un bono soberano en bitcoin.

Abassi, un ex funcionario del Banco Mundial, señaló a los delegados que Túnez fue uno de los primeros países en el mundo en emitir una moneda electrónica, el e-dinar, y que ya estaba recibiendo pagos de efectivo digital, a través del sistema Poste Tunisienne desarrollado por DigitUS con sede en Túnez.

El gobernador del ente emisor agregó que la tecnología del BTC y del blockchain ofrece a los bancos centrales una herramienta eficiente para combatir el lavado de dinero, administrar remesas, combatir el terrorismo transfronterizo y limitar las economías grises.

Mientras que el embajador de Uzbekistán en los Estados Unidos, Javlon Vakhabov, mencionó a los delegados de la reunión que su país, que envió una delegación de alto nivel al evento del Banco Mundial y el FMI para que pudiera estudiar a la criptomoneda líder y a la cadena de bloques, no debe ser descartado en la carrera por emitir el primer bono soberano en divisa digital.

Un bono uzbeko en bitcoin podría combinarse con el mercado de futuros de algodón, ya que la nación de Asia Central es el quinto productor mundial de ese producto.

Durante una de las principales discusiones del panel de la reunión de primavera que examinó cómo están cambiando los sistemas financieros y los pagos globales, la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, aseguró que pensaba que la emisión de bonos con tecnología de cadena de bloques era posible, pero que debería hacerse inicialmente con una caja de arena cerrada y supervisada.

Imagen: Shutterstock

Vea también: Christine Lagarde asegura que la blockchain está sacudiendo el sistema bancario