La criptomoneda estatal petro se cotizó este lunes en Bs. 332.082,93, tras una nueva devaluación del bolívar ante la divisa estadounidense, según la tasa oficial del dólar fijado por el Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), de Bs. 5.556,96.

De esta forma, la stablecoin de la nación caribeña, que se vendió en 59,75 dólares, superó la barrera de los 330 mil bolívares.

El petro se ha mantenido estable, oscilando su precio entre Bs. 300.000 y 310.000 durante la últimas semanas.

La divisa ha tenido leves variaciones en su cotización en bolívares tal como sucede con la tasa oficial del dólar, desde el pasado 22 de abril, cuando nuevamente igualó al precio paralelo de la “fiat” estadounidense.

Desde entonces, el llamado “dólar negro”, calificado por el Gobierno de Nicolás Maduro como “criminal” y génesis de la “guerra económica”, ha estado por encima del Dicom por escasos cinco puntos porcentuales, manteniéndose relativamente estable, entre los 5.000 y 5.500 bolívares. Anteriormente, la diferencia entre ambas cotizaciones era de más del 100%.

Mientras tanto, el monto del petro como criptomoneda supera en 315,10% al valor que tiene como unidad contable, decretado a finales de abril en 80.000 bolívares, mediante un pequeño recuadro en la página del Banco Central de Venezuela (BCV); siendo esta última, la tasa con la cual se fija el salario mínimo en la nación caribeña, establecido en medio petro (Bs. 40.000).

El Petro: Un caso interesante

El superintendente de Industria y Comercio de Colombia, Andrés Barreto, aseguró que el criptoactivo estatal venezolano es un “caso interesante”, durante la XVIII Conferencia Anual de la Red Internacional de Competencia (ICN, por sus siglas en inglés), celebrada en Cartagena.

Para el funcionario, hasta que los activos digitales no tengan un respaldo de una banca central “carecen de una transaccionalidad económica internacional, porque no son moneda oficial ni son divisa”.

En este sentido, aseguró que el petro es un “caso interesante, por lo menos desde el punto de vista académico y de análisis”.

“Si un banco central respalda esa moneda (el petro), en teoría ya podría ser un criptoactivo, una moneda. Sin embargo, qué país la va a recibir, qué bienes y productos van a comprar, entonces su trazabilidad y su transacción se limitan”, añadió.

Imagen: Archivo

Vea también: Venezuela y Rusia discuten acuerdos con el petro y el rublo para abandonar el dólar