El emprendimiento argentino Ripio, que promueve la adopción y uso de las divisas digitales, anunció que está por abrir una nueva exchange, o casa de intercambio, que operará tanto en su país de origen como en Brasil y México.

El anuncio fue realizado durante el evento Consensus 2019 por el gerente general de la firma, Sebastian Serrano, quien aseguró que debido a los marcos regulatorios, México será el único país en el que podrán comprar criptomonedas a un precio fijo, reseñó el portal de noticias CoinDesk.

Ripio ofrecerá a sus clientes la posibilidad de manejar una billetera para criptomonedas, así como un sistema de préstamos entre pares. La compañía, además cuenta con operaciones OTC (Over the Counter), las cuales estarán especialmente habilitadas para clientes institucionales a través del exchange.

Un mercado de OTC de criptomonedas es una plataforma de igual a igual en la que los operadores usan moneda fiduciaria (dólares, libras, euros, yuanes, yenes, etc.) para comprar / vender activos virtuales.

En Ripio, los clientes que operen por primera vez solo podrán comprar y vender criptomonedas a un precio fijo, y conjuntamente la página ofrecerá material educativo (tutoriales, videos, podcasts, artículos y demás), que brinda información detallada sobre las actividades comerciales.

Cuando el usuario alcance cierto nivel de madurez y conocimiento en el tema en base a su comportamiento comercial, la plataforma habilitará otras modalidades de operaciones, entre las que figura el sistema de órdenes de mercado tradicional.

“Queremos llevar a alguien que solo tenga curiosidad por este ecosistema y guiarle para que se convierta en un usuario avanzado. Si expones a las personas de forma inmediata a una interfaz comercial muy compleja, terminarán por cometer errores delicados y/o abandonando el ecosistema”, afirmó Serrano en el evento.

Actualmente la plataforma está en fase de pruebas con alrededor de 1.000 usuarios y su lanzamiento oficial está contemplado para finales del mes de mayo.

Imagen: Ripio

Vea también: Apenas 14% de las exchanges en el mundo cuentan con licencia legal para operar