El bolívar se resiste a desaparecer pese a las constantes devaluaciones, producto de la hiperinflación que afecta al país. Si bien las divisas marcan la pauta en la economía local y cada vez son más los que usan las criptomonedas para proteger su dinero, este último factor no es de uso más común entre los venezolanos debido a su dificultad técnica, según explicó un experto.

Alejandro Machado, cofundador de Open Money Initiative (OMI), un proyecto centrado en investigar cómo se usa el dinero en “economías cerradas” y “sistemas monetarios en colapso”, explicó a Coindesk el porqué del uso del bolívar frente a las monedas digitales.

Según Machado, es posible que los venezolanos no utilicen otras monedas o activos como bitcoin (BTC) debido a su naturaleza altamente técnica.

“Nadie quiere -el bolívar-, pero la gente lo necesita para sobrevivir”, dijo el investigador.

En este sentido, Machado aseguró que la OMI trabajará con LocalBitcoins en varias iniciativas enfocadas hacia la difusión del conocimiento sobre los beneficios de las criptomonedas, particularmente en los sectores más afectados por altos niveles de inflación.

“El acceso a los productos es la cosa número uno”, dijo el investigador sobre las necesidades de los venezolanos cotidianos. “¿Tengo suficiente para comer esta semana o necesito reinventar las formas en que accedo a los alimentos?”.

Desde la ONG conocen las constantes récords de Venezuela a través de la plataforma LocalBitcoins, pero consideran que se trata de un grupo más reducido y más estable económicamente.

reclutar y explorar

De acuerdo a la información, la OMI ahora quiere obtener más información sobre la diversidad demográfica de Venezuela. Para ello, el cofundador de OMI, Jamaal Montasser, contrató a reclutadores venezolanos para reunir a más de 40 participantes para estudios que exploran cómo las personas usan el dinero en momentos de agitación política y social.

Así, registraron casos en los que supuestamente un Guardia Nacional amenazó a un hombre si no le vendía el café al precio establecido por el gobierno de Nicolás Maduro, u otro en el que una mujer contrabandea dólares desde la frontera con Colombia.

En tales circunstancias, una moneda digital parecería ideal. Sin embargo, la investigación de OMI encontró que este tipo de usuarios tienen hábitos y circunstancias que las actuales billeteras de bitcoins no tienen en cuenta.

“Las cosas que la gente quería comprar no podían comprar con bitcoin”, dijo a CoinDesk la cofundadora de OMI, Jill Carlson. “Podría encontrar comerciantes dispuestos a aceptar bitcoins para obtener más productos de alta gama, pero no para productos más básicos o básicos. No puedes ir a comprar pan con bitcoin en Caracas ”.

Montasser agregó que a pesar de que muchas tiendas en Caracas aceptan pagos en criptomonedas, es habitual que solo una persona sea la encargada de manejar esta billeteras, tal como cercioró Morocotacoin en el centro comercial City Market.

Imagen: REUTERS / Ueslei Marcelino

Vea también: Admitieron que aumento del petro devaluó el bolívar