El gigante de las redes sociales Facebook Inc. publicó el libro blanco de Libra, su proyecto de criptomoneda, que podrá ser manejada desde sus servicios de mensajería WhatsApp, Messenger y la aplicación Calibra.

Según su whitepaper, o documento técnico, la divisa operará en la nativa blockchain de código abierto del mismo nombre y estará respaldada por una reserva de activos “diseñada para darle un valor intrínseco” y mitigar las fluctuaciones de la volatilidad.

Se trata, de una cesta de depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo que se mantendrán en la Reserva Libra por cada criptomoneda que se emita.

El nuevo activo encriptado será gobernado por una organización sin ánimo de lucro con sede en Suiza, The Libra Association, que cuenta entre sus miembros fundadores a gigantes de los servicios de pagos como Mastercard, PayPal, Visa, Stripe, eBay, Coinbase, Andreessen Horowitz y Uber.

Facebook Inc. planea expandir la asociación a alrededor de 100 miembros para cuando Libra sea lanzada en la primera mitad del 2020.

“Aunque la autoridad final en la toma de decisiones recae en la asociación, se espera que Facebook mantenga un papel de liderazgo hasta 2019. Facebook creó Calibra, una subsidiaria regulada, para asegurar la separación entre los datos sociales y financieros y para construir y operar servicios en su nombre además de la red Libra”, señala el documento.

The Libra Association está regida por un consejo, formado dentro de la asociación por los propios miembros fundadores, cada uno de los cuales gestiona un nodo validador en la red y se le exigió una inversión mínima de US$ 10 millones para sellar la posición. Cada inversión de esta cantidad, asegura a una entidad un voto en el consejo.

Facebook también reveló el lanzamiento del Libra Investment Token, distinto de su criptomoneda orientada al usuario global, que puede ser comprada o distribuida como dividendos a los miembros fundadores de la asociación y a los inversores acreditados.

Asimismo, como libra técnicamente no está vinculada a ninguna moneda nacional, el libro blanco estipula que los usuarios no siempre podrán canjear el token por una cantidad fija de fiat, aunque la compañía asegura que los activos de reserva se han elegido para minimizar la volatilidad.

Mientras que estos activos de reserva están ostensiblemente en manos de “una red de custodios distribuidos geográficamente”, con el fin de garantizar la descentralización, la reserva es gestionada por la propia asociación, que es la única que puede acuñar y destruir la moneda.

Los nuevos libra se acuñan una vez que los revendedores autorizados compren las monedas de la asociación, con suficiente fiat para respaldar completamente su valor, y se queman cuando los revendedores autorizados venden el token a la asociación a cambio de los activos subyacentes.

“Dado que los revendedores autorizados siempre podrán vender monedas Libra a la reserva a un precio igual al valor de la cesta, la Reserva Libra actúa como ‘comprador de último recurso'”, añade el libro blanco de libra.

Facebook indica además que el software que implementa la blockchain Libra es de código abierto, para crear un ecosistema interoperable de servicios financieros y ampliar la inclusión.

Los informes anteriores indicaban que la moneda facilitará los pagos a través de las distintas plataformas de Facebook, incluidas WhatsApp y Messenger, lo que supone una exposición potencial de la nueva moneda a una combinación de 2.700 millones de usuarios cada mes.

Imagen: PYMNTS

Vea también: Legisladores estadounidenses piden detener criptomoneda de Facebook