La criptomoneda líder, bitcoin, se cotizó en US$ 9.524 dólares a poco más de las 9:00 a.m. de lunes (Caracas), con un mínimo de 0,03% en las últimas 24 horas. 

De esta forma, el activo se mantiene haciendo resistencia al borde de los 9.500 dólares, a pesar de haber caído por debajo de dicha marca en horas recientes, colocándose a un mínimo de US$ 9.252, de acuerdo a datos de CoinMarketCap.

Asimismo, sus US$ 169.959.901.377 de patrimonio, mantienen en 64,47% al dominio de bitcoin sobre la capitalización total del criptomercado.

En proceso de corrección

El criptoanalista Josh Rager había advertido desde el pasado mayo, que BTC tendría una corrección de 30% por estas fechas, basándose en el hecho de que el criptoactivo ya había tenido retrocesos similares en sus últimas tendencias alcistas.

“¿Sigues esperando ese 30% + de retroceso? Bitcoin tuvo ocho retiros del 30% o más en la última tendencia alcista del mercado, pero el tiempo promedio entre cada retroceso fue de 98 días. El BTC tuvo un serio retroceso del 26.3% el 17 de mayo, lo que significa que el próximo gran retroceso podría ser un par de meses”, escribió en Twitter.

Si Rager está en lo cierto, es probable que bitcoin no retroceda más de su nivel actual, por lo que podría continuar haciendo resistencia sobre la barrera de los US$ 9.500, tal como lo ha venido haciendo por los momentos, hasta que vuelva a rebotar hacia niveles de los US$ 10.000.

Esto, debido a que BTC ya cayó más de 32% desde su punto máximo del año, de US$ 13.796,49 del 26 de junio, hasta el mínimo de US$ 9.252 de este domingo.

Sin embargo, el criptoanalista DonAlt mencionó en la red social que el próximo soporte de la criptomoneda líder se encuentra entre los US$ 8.700 y US$ 6.700.

El experto presentó dos áreas de soporte clave a medida que BTC profundiza su caída. La primera, se encuentra entre US$ 8.700 y US$ 8.200, la cual ya ha sido una zona en la que la divisa hizo una fuerte resistencia varias veces este año. La segunda área se encuentra alrededor del nivel de los US$ 6.700.

“El primer soporte se acerca”, indicó DonAlt, aludiendo al primer rango. “Será mejor que veamos algunas compras allí; de lo contrario, el 3D no ofrece mucho soporte en ningún otro lugar por encima de los US$ 6.700”, resaltó.

Por su parte, otro especialistas de los gráficos del bitcoin, conocido como Majin, y que últimamente ha sido bastante optimista en torno a la divisa digital, también se tornó bajista sobre los próximos movimientos de BTC.

En una serie de tuits, Majin explicó por qué de repente cambió el rumbo de su perspectiva, y tiene que ver con un indicador técnico llamado precio promedio ponderado por volumen (VWAP).

El VWAP es un indicador técnico que puede revelar la tendencia de un activo. Si el precio está por debajo de esta señal, significa que la mayoría de los operadores que ingresaron recientemente en posiciones están perdiendo dinero. Mientras que si el precio está por encima, los operadores que acaban de ingresar posiciones y sus números están en verde.

De acuerdo con Majin, por primera vez desde febrero de 2019, bitcoin se está negociando por debajo del VWAP.

Esta es una señal bajista porque significa que los operadores que compraron posiciones recientemente están perdiendo dinero. Y, de así, posiblemente recorten sus pérdidas pronto. Lo que puede ocasionar que BTC baje aún más.

De hecho, el experto estima que la criptomoneda líder dividirá el soporte de US$ 9.000. La demanda es tan débil que, incluso, US$ 8.000 no ofrecerán un rebote decente, por lo que prevé que el rebote se dará sobre los US$ 7.000 y será entonces cuando BTC retome su tendencia alcista.

El dólar y el euro ayudarán al bitcoin

Los venideros recorte de las tasas de intereses por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y del Banco Central Europeo (BCE), que podría desacelerar la economía tanto en el país norteamericano como en Europa, podrían ser los próximo catalizadores para un rally alcista del bitcoin.

Por primera vez desde la crisis financiera, se espera que la FED recorte la tasa de interés clave en al menos 25 puntos básicos en su reunión del 30 al 31 de julio.

De acuerdo con el criptoanalista y cofundador de Fundstrast Tom Lee, un dólar débil significa un BTC más fuerte.

Por su parte, el BCE modificó el jueves su panorama sobre las tasas de interés y pidió a su equipo de expertos que prepare opciones para desplegar más estímulos monetarios, en un mensaje en el que dejó abierta la puerta para recortes de los costos del crédito y compras de bonos a partir de septiembre.

Esto, según el cofundador y socio de la firma Morgan Creek Anthony Pompliano, aunado al próximo halving que vivirá bitcoin, son “combustible de cohete” para el BTC.

Además, esta semana se estarán llevando a cabo las conversaciones comerciales de Estados Unidos y China en Shanghái. Los negociadores se reúnen para sus primeras conversaciones cara a cara desde una tregua en el G20 del mes pasado, pero las expectativas de un gran avance son bajas.

Imagen: PixaBay

Vea también: Mnuchin apostó a que bitcoin no será “prioridad” para el Tesoro de EEUU dentro de cinco años