El halving es un proceso automatizado que disminuye a la mitad la cantidad de tokens que reciben los mineros de determinada criptomoneda, como recompensa por la creación de un bloque.

Para incentivar el minado mediante prueba de trabajo, se estableció que con cada bloque se ponen en circulación un número de bitcoins que decrecen de manera automatizada cada 210.000 bloques.

En criptomonedas, un bloque es un conjunto de nuevas transacciones únicas realizadas recientemente en la red. Estos, conectan todas las transacciones juntas. Luego, las operaciones se combinan en bloques individuales y se verifican cada diez minutos a través de la minería.

Es decir, los mineros ingresan al grupo de transacciones no confirmadas, toman esta transacción y otras similares y verifican su validez. Cada bloque siguiente refuerza la verificación de los bloques anteriores, lo que hace que sea imposible duplicar las transacciones.

Cada vez que se construye un nuevo bloque significa que los anteriores se vuelven a confirmar, porque también se verifican en el proceso. Cuanta más confirmación reciba la transacción, más difícil será para alguien manipular el sistema y eliminar el bloque que contiene información al respecto desde la blockchain, ya que está enterrado bajo los otros bloques que fueron confirmados.

¿Por qué es necesario el halving?

Cuando Satoshi Nakamoto creó el protocolo de bitcoin a mediados de 2009, ideó una fórmula para que siempre se estuvieran creando el criptoactivo a la misma frecuencia. El cálculo de la velocidad o frecuencia con la que se crean las divisas es de 10 minutos.

Del mismo modo, estableció un límite de 21.000.000 de BTC y, para entonces, cada vez que un minero descubría un bloque se le premiaba con una recompensa de 50 bitcoins, lo que suponía unos 300 tokens por hora, ó 7200 por día.

En ese sentido, el halving se creó como mecanismo de control para que los bitcoins no se repartan enseguida, controlando su emisión. Estableciendo un tiempo determinado hasta el fin de la creación de BTC, con el objetivo de perseguir un modelo deflacionario, o lo que es lo mismo, que suba su valor de manera paulatina.

Esta emisión genera que existan nuevos bitcoins en circulación, dentro de un proceso predecible de democratización inicial para el reparto de la moneda, que da la oportunidad de evitar que todos los bitcoins acaben en pocas manos.

En palabras de Nakamoto, dentro del whitepaper de la criptomoneda original, “la constante adición de una cantidad fija de monedas nuevas, es análoga a la de los mineros de oro que gastan recursos para agregar oro a la circulación. En nuestro caso, es el tiempo de CPU y la electricidad que se gasta”.

¿Cada cuánto se dan los halving?

Los cálculos de todos los halving están realizados y se sabe cuántos bitcoins se otorgarán por cada bloque desde su inicio, hasta que se extraiga el último BTC. Actualmente la divisa está en la tercera etapa de reducción de las 34 que existirán.

El último, establecerá una recompensa cero. Es decir, los mineros solamente cobrarán las comisiones por las transacciones que se realicen. Esto sucederá en el bloque 6.930.000 que, según los cálculos, será en el año 2140.

Actualmente cada bloque se recompensa con 12.5 BTC (poco más de 120.000 dólares, según la cotización actual), por lo que algunos piensan que en 2032 es posible que un solo bitcoin valga, como mínimo, 100.00 dólares.

¿Por qué sube el precio después del halving?

Los halving, no solo suelen tener impacto en la recompensa de los mineros, sino también en el mercado. Un ejemplo claro se vio durante las dos últimas veces que BTC vivió este evento, debido en que cada oportunidad la divisa entró en una etapa optimista para su valor.

Esto ocurre porque los participantes del mercado se anticipan al impacto de la reducción de la recompensa, comprando más del activo que próximamente va a escasear, subiendo los precios por adelantado.

Los comerciantes comprenden las implicaciones del evento en los límites de venta de los mineros, posicionándose con antelación como una forma de contar con una ventaja frente a los demás.

En la primera reducción de bitcoin, a finales del 2012, el activo tuvo un repunte de 200% para un traslado de su cotización desde los 5 dólares en mayo, a unos US$ 13 el 11 de diciembre del mismo año.

Lo mismo ocurrió ocho meses antes de producirse su segundo halving, cuando los precios de BTC comenzaron a escalar estrepitosamente 152%, superando por creces las ganancias de otros activos.

No obstante, en repetidas ocasiones, no solo en Bitcoin sino en monedas con algoritmo similares, las ganancias producto de los efectos del halving tienden a ser sucedidas de breves correcciones.

Los próximos HAlving

Una de las divisa que tendrá su halving próximamente es litecoin. El siguiente halving de LTC está previsto que se mine exactamente el 7 de agosto de 2019 a las 23:16:00, según el portal Litecoin Block Half. Momento en que la recompensa pasará de 25 a 12,5 tokens por bloque minado, exactamente la cantidad que están recibiendo ahora los mineros de Bitcoin.

Esta, sería la segunda ocasión en la que litecoin vive este fenómeno. La primera, ocurrió el 25 de agosto de 2015, cuando la recompensa de su red se disminuyó de 50 a 25 LTC por bloque minado.

En aquella oportunidad, su precio tendió al alza algunos meses antes del evento después de haber vivido un largo periodo bajista. Sin embargo, unos días antes del gran momento empezó nuevamente un movimiento bajista que se extendió hasta 2017 cuando, junto con la mayoría de las criptomonedas, vivió su mejor momento hasta la fecha.

Por su parte, el próximo halving de bitcoin está previsto para el 24 de mayo de 2020. Entonces, la recompensa se reducirá a 6,25 BTC por bloque.

Imagen: Shutterstock

Vea también: Trading en una exchange de criptomonedas: ¿Qué es y cómo se hace?