La criptomoneda Tron (TRX) cayó este martes en más de 10%, para cotizarse en US$ 0,024887, en medio de los rumores sobre que su fundador y CEO, Justin Sun, tiene prohibición de salida de China, por investigaciones sobre esquema Ponzi y lavado de dinero.

TRX tuvo un bajón de 12,60% durante las últimas 24 horas, que fue seguido por su hermana, la altcoin BitTorrent (BTT), que también sufrió un descenso de dos cifras (11,55%) para valorarse en US$ 0,000883, de acuerdo a datos de CoinMarketCap. Ambas divisas forman parte de la Fundación Tron, liderada por Sun.

El diario financiero chino Finance Caixin informó este martes que el CEO de la organización basada en criptomonedas y blockchain, estaba bajo el control de las autoridades del gigante asiático, lo que significa que no enfrenta cargos formales en este momento, pero no se le permite salir del país.

Por su parte, el medio de comunicación chino 21st Century Business Herald afirmó, citando a fuentes anónimas, que Sun se encontraba en territorio chino y mostró sus preocupaciones sobre supuestas transacciones realizadas por el ejecutivo relacionadas con pornografía en su red social Peiwo, recaudación de fondos ilegales para el proyecto Tron y juegos de azar.

La polémica se avivó aún más, luego de que el líder de BitTorrent y Tron anunciara la postergación de su almuerzo con el inversionista multimillonario Warren Buffet, por “cálculos renales”.

Sun ganó en junio una subasta benéfica en eBay para almorzar con Buffett. La oferta ganadora fue aparentemente de US$ 4.567.888, la más alta en los 20 años de historia del evento.

Sun se defiende

Pese a todo, el empresario asiático negó todas las acusaciones en una publicación en la plataforma de la red social china Weibo.

Según su publicación, las acusaciones ilegales de recaudación de fondos son falsas ya que —después de que el gobierno chino prohibió las ofertas iniciales de monedas en septiembre del 2017— la Fundación Tron devolvió los fondos. Sun también dice que las acusaciones de lavado de dinero tampoco tienen una base, ya que la Fundación Tron está ubicada en Singapur, cumple con las regulaciones locales y no implica servicios de dinero fíat ni de rampa de salida.

También señaló que, si se trata de que Peiwo supuestamente facilita transacciones ilegales relacionadas con la pornografía, la compañía colabora con los reguladores, supervisa a los usuarios e intenta asegurarse de que el contenido sea positivo.

Sun también abordó más ampliamente las acusaciones de facilitación de actividades ilegales al señalar que Tron es una red de internet descentralizada y que la Fundación se opone al uso ilegal del protocolo. Por último, Sun declara:

“Entendemos las preocupaciones sobre el desarrollo de la tecnología blockchain, y estamos dispuestos a abrirnos y comunicarnos para promover conjuntamente el desarrollo de la tecnología blockchain en China”, resaltó.

Asimismo, posteó un vídeo en vivo, a través de Periscope, donde parecía estar en San Francisco (con el Puente de la Bahía en el fondo), y no en China, como Caixin había informado.

Bitcoin y las altcoins también cayeron

La caída de TRX y BTT se dio, además, en un día de profundas correcciones para bitcoin y el resto de las altcoins.

BTC retrocedió 1,98%, hasta los 10.190 dólares; XRP cayó 2,06% y se cotizó en 0,31 dólares; litecoin regresó hasta los 92,70 dólares, con un tropiezo de 1,62%. Del top 10, solo ethereum logró subir sus números, elevándose 0,52% para alcanzar un valor de 217 dólares, poco antes de las 3:30p.m en Caracas.

Imagen: Twitter

Vea también: Bitcoin gana terreno al bolívar, mientras dólar paralelo se dispara en Venezuela