El G20, grupo conformado por los 20 países más ricos del mundo, ha mostrado su preocupación por la creación y auge de múltiples monedas digitales.

Desde que el interés en las criptomonedas se disparó en los últimos meses del año pasado, muchas alarmas se activaron por temores de la banca internacional.

La regulación de las criptomonedas parece haberse convertido en un hecho real, luego de las reuniones del G20 el pasado mes de julio en  Buenos Aires, Argentina.

En el foro celebrado se presentó documento que registra el crecimiento internacional del uso de criptomonedas en la economía planetaria. Éstas “deben ser examinadas”, afirmó el jefe del Banco Central de Argentina, Federico Sturzenegger.

Muchos riesgos se corren dentro de estos nuevos métodos económicos

El  G20  no  logró arribar a una conclusión clara sobre las medidas que adoptará. Sin embargo, el documento expone  los riesgos de las criptomonedas para la estabilidad financiera mundial.

Las criptomonedas en muchas oportunidades se han asociado al lavado de dinero, hackeo y la financiación del terrorismo. Es por ello que el G20 se encargó de trabajar conjuntamente con  el Financial Action Task Force(FATF), institución creada en 1989 para combatir el blanqueo de capitales y otros ilícitos y fraudes a través del sistema bancario transnacional.

El G20 recibió durante el foro un documento enviado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En éste mencionan su propuesta de investigar las nuevas tecnologías, los ingresos que se obtienen a través de criptomonedas y su generación de impuestos.

El sistema bockchain no se abordó directamente pero claramente es favorecido por los métodos seguros de manejo de data.

En octubre la FATF emitirá un comunicado sobre la regulación de las criptomonedas.

Existe una gran expectativa en cuanto a la situación de regulación de criptomonedas y en cómo el G20 terminará enfrentando ese nuevo mercado global emergente.

Francisco Peraza

Imagen: tynmagazine.com

Lea también: Alemania no considera a las criptomonedas riesgosas para el sistema financiero