La demanda fue emitida por el accionista Kalman Isaacs en contra de Tesla y el director ejecutivo de la compañía, Elon Musk, tras las variaciones de precio ocurridas después del polémico tweet del millonario el pasado 7 de agosto.

El empresario escribió un sólo  tweet. Dijo que estaba “considerando sacar Tesla de la bolsa a 420 dólares”. Al poco tiempo  sus acciones aumentaron 0.72% en sus acciones, llevándolas a 367.41 dólares, informó según rt.com.

Se le acusa de violaciones de la ley de valores de los Estados Unidos, en una demanda colectiva presentada el pasado viernes 10 en la Corte Federal de San Francisco.

Isaacs asegura que Musk “manipuló artificialmente el precio de las acciones de Tesla”, con el fin de “diezmar” a los vendedores en corto de la compañía y así perjudicar a otros accionistas.

Musk, según Reuters, tiene el 20% de las acciones de la empresa, valorada en 58.000 millones de dólares hasta este lunes.

El Financial Times, citado por Reuters,  cree que Arabia Saudita influyó en la operación en aproximadamente entre 2 y 5% para también aumentar el valor de las acciones, informó Reuters.

Isaacs señaló que Musk “movió significativamente el mercado con el tweet”, debido a que emitió información supuestamente falsa y engañosa para que los vendedores en corto plazo compraran acciones a precios artificiales e inflados.

Inicialmente, las acciones se dispararon un 11% luego del tweet, pero lograron retroceder durante dos días hasta el 7%, debido a la credibilidad de la información.

Francisco Peraza

Imagen: elconfidencial.com

Lea también: Inversión en ICOs se duplicó en 2018