El promotor de la criptomoneda Agrocoin, Rodrigo Domenzain, fue detenido en la turística ciudad mexicana de Cancún, por presuntas estafas y fraudes que habría cometido contra varios inversores mexicanos.

Según se conoció en el portal mexicano Excelsior, el autoproclamado “rey del chile habanero”, habría cometido estafas por más de 400 millones de pesos mexicanos (cerca de USD 20 millones) y ya tiene un historial de fraudes en su haber, donde la promoción de la Initial Coin Offering (ICO) de AgroCoin en el 2017 solo sumaría otro.

Rodrigo Domenzain es el fundador y director general de Amar Hidroponía, empresa de México que ofreció el token Agrocoin para representar la producción de chile habanero.

La compañía ofrecía una producción de 60 toneladas de chile habanero por hectárea, para ser comercializadas en Estados Unidos y generar una entrada de aproximadamente 6 millones de pesos mexicanos (unos USD 305.000) a cambio de 2 millones y medio (alrededor de USD 130.000).

El fundador de Agrocoin estimaba que con una inversión inicial de USD 127 mil, el negocio sería rentable. Sin embargo, al parecer dicha producción nunca existió.

Estafa tras estafa

Domenzain promocionó su proyecto agroindustrial por internet, publicando fotos, videos y toda clase de visiones sobre la producción para convencer a los inversionistas.

Se presentaba en ferias de franquicias y de emprendedores en los estados, expresando haber iniciado su negocio en el año 2000, en Acapulco, Guerrero, y trasladándose luego, a causa de la violencia, a la comunidad de Leona Vicario, en Quintana Roo.

Intentó vender su proyecto como una startup, a través de los medios de comunicación y logró conquistar inversiones que seguían sus cifras exitosas, hasta que en 2017, los clientes comenzaron a reclamar sus ganancias, sin respuestas.

Domenzain cambió su esquema al proyecto de la Agrocoin, una supuesta moneda virtual como el bitcoin, que al parecer sólo resultó otro invento para llamar la atención de nuevos clientes. También quiso ingresar al cultivo de mariguana por medio de la moneda virtual.

Christian Cruz, abogado de los defraudados, señaló: “Durante muchos meses Rodrigo fue enamorándolos, literalmente, bajo el argumento de que Amar Hidroponia era un negocio miltimillonario con retorno de inversión totalmente acelerado. Durante este enamoramiento los invitó varias veces a Cancún, los invitó a su yate, los llevó a residencias, realmente el tipo es muy bueno en enamorar a sus víctimas”.

Los clientes del abogado invirtieron 10 millones de pesos a la franquicia, pero se habla de que hay víctimas en todo el país, por más de 400 millones de pesos.

Agrocoin

Cuando se presentó a la venta el millón de tokens de AgroCoin se estableció que cada token estaba respaldado por 1 metro de hectárea de sembradío de Chile habanero y los inversores obtendrían “ganancias” por su supuesto metro cuadrado de siembra, rendimientos que podían ser de hasta un 30% anual.

Increíblemente la compañía reportó los dividendos para los inversores y poseedores de tokens de AgroCoin en algunos medios, señalando que 76 inversionistas fueron los que recibieron sus ganancias por un total de 212 mil pesos mexicanos (10.800 dólares aproximadamente).

Desde allí no hubo más noticias sobre retornos de inversión que estaría brindando la AgroCoin para los inversionistas de la moneda.

Ya en 2019 se conoció que AgroCoin se enfocaría en el mercado legal de la marihuana dentro del comercio mexicano, siendo presentada ante las autoridades y evaluada por una comisión de la UNESCO de las Naciones Unidas, para poder utilizar una criptomoneda en los procesos de compra-venta de la planta.

La idea vendida por Domenzain era que mediante la criptomoneda el gobierno podía obtener un registro pormenorizado de las transacciones que podían hacerse alrededor de la marihuana, y  evitar la venta de droga procedente del narcotráfico.

El proyecto de AgroCoin y sus respectivos tokens estaba respaldado por hectáreas de producción de chile habanero pero que serían transformadas por cultivo de cannabis, estimado en un valor de 2 millones de dólares.

La legalización de la marihuana en México no llegó tan rápido como lo esperaban y a la fecha, los inversores no conocen cuál sería el respaldo de su dinero.

Imagen: Topbrokers

Vea también: Real Silver Coin: La nueva criptomoneda mexicana que genera dudas de estafa entre bitcoiners