El venidero 25 de septiembre vencerá el plazo para solicitar la autorización que permite operar criptoactivos bajo la Ley para Regular a las Instituciones de Tecnología Financiera (LRITF) de México, mejor conocida como Ley Fintech.

De acuerdo al comunicado de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores mexicana, toda empresa fintech debe contar con su registro legal para poder operar con normalidad, por lo que  las empresas interesadas en los permisos deben consignar los racaudos pertinentes, antes de la fecha señalada.

La Ley Fintech fue promulgada en marzo de 2018 con la idea de normatizar y regular el funcionamiento de las empresas de tecnología, mediante un registro nacional, que a su vez brindaría protección a sus actividades.

Su objetivo es aprovechar la evolución que ha tenido la tecnología aplicada a los servicios financieros para hacerlos cada vez más accesibles, más baratos y más eficientes. Cualquier persona que realice o pretenda realizar alguna de las actividades contempladas en esta ley en México, deberá obtener una autorización, por parte de la Comisión.

Señala el organismo que de no registrarse, las startups estarán actuando en contravención de la Ley y podrían ser sujetas a sanciones administrativas y penales, con independencia de que la CNBV podría ordenar el cierre de sus operaciones.

Atención al llamado

Recientemente la empresa Doopla notificó haber entregado los recaudos, y otras compañías como Yotepresto y Cumplo, habían anunciado una pronta entrega de los mismos.

Juan Carlos Flores, Director General de Doopla, comentó: “Fue un trabajo en equipo arduo con apoyo de consultores corporativos y legales, logramos cumplir con los requisitos que exige la Ley, estamos muy satisfechos con todo el trabajo realizado, ya que el hecho de que podamos operar como una ITF brinda mayor confianza a los usuarios, nos institucionaliza, e incrementa nuestras posibilidades de mayor inversión institucional, así como da pie a más alianzas corporativas”.

Adicionalmente, las empresas M2Crowd e Inverspot atendieron al llamado de la Comisión Nacional Bancaria, la primera en febrero de  2019 y la segunda en mayo del mismo año.

Otras empresas han manifestado que no ejercerán su derecho de presentarse a solicitar la autorización para operar como empresa FinTech, como es el caso de PayPal, que dejará de ofrecer plenamente sus servicios para los clientes residentes en México, ya que la compañía decidió no solicitar la mencionada autorización.

También, las casas de cambio mexicanas Vexbi y Volabit anunciaron que a partir del 17 de septiembre desvincularán los monederos en pesos mexicanos de sus plataformas, como “medida transitoria” a raíz de la regulación en curso.

Aún hay tiempo

Todas las empresas de tecnología financiera que cumplan a tiempo con lo dispuesto por la CNBV, podrán seguir operando de la misma forma en que lo han hecho hasta ahora.

En el caso de empresas recientemente constituidas, tendrán que esperar una respuesta del  organismo, en un plazo no mayor a seis meses.

Las compañías pasarían a llamarse Instituciones de Tecnología Financiera (ITF).

El valor por mes de las transacciones en México asciende a 1.950 millones de dólares estadounidenses, generadas por más de 7 millones de usuarios activos que mayormente hacen uso de servicios fintech para realizar pagos, enviar remesas y solicitar préstamos.

Se espera que la cifra aumente de forma considerable tras el cumplimiento del registro ante la CNBV.

Imagen: Bitcoin México

Vea también: México: Ley Fintech no ha mermado popularidad de las criptomonedas