La empresa estadounidense Mastercard suspendió sus servicios de pago con tarjetas de crédito a dos bancos estatales venezolanos, incluido uno de las fuerzas armadas, como consecuencia de las recientes sanciones de Estados Unidos para presionar al presidente Nicolás Maduro a dejar el poder.

En un comunicado divulgado por Twitter, el Banco de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (BANFANB) informó a sus clientes civiles y militares “la suspensión unilateral de los servicios interbancarios en las tarjetas de crédito… por parte de Mastercard, materializado a pesar de nuestros esfuerzos el miércoles 4 de septiembre a las 15:55 horas”.

Banfanb resaltó que la medida, según Mastercard, es consecuencia de las sanciones impuestas el 5 de agosto por Washington, las cuales incluyeron la orden de congelar todos los activos del gobierno de Venezuela en Estados Unidos y le prohibieron a los estadounidenses hacer negocios con Caracas.

“Estas medidas de carácter injerencista y arbitrarias están fuera de todo contexto jurídico y constituyen una violación de los derechos humanos de todos nuestros clientes”, afirmó el banco en su escrito, y resaltó que ha cumplido con las normas de prevención y control de legitimación de capitales, entre otras.

En otro tuit, la entidad financiera divulgó una comunicación en la que Mastercard destaca que “ha suspendido y no así terminado, las licencias” del banco de la fuerza armada y el también estatal Banco Agrícola de Venezuela, dejando abierta la posibilidad “de que con un cambio en las circunstancias pudiera permitir levantar la suspensión y reanudar nuestras actividades”.

Sistema de pagos “perturbado”

De acuerdo con el economista Leonardo Buniak, la decisión Mastercard se debe al “riesgo reputacional”.

“Esto fue una decisión unilateral, y tiene que ver con algo importante en este negocio, el riego reputacional. Esto es una decisión que se toma como consecuencia de la orden ejecutiva del presidente Donald Trump”, señaló en entrevista con Circuito Éxitos, citó el portal Punto de Corte.

Buniak aseguró, que la medida de Mastercard va a perturbar el sistema de pago de la economía de Venezuela.

“El gran problema de esto, son los riesgos tecnológicos asociados. Pues a mayor volumen de operaciones de tarjetas de créditos, mayor será el riesgo operativo asociados. Y los riesgos operacionales, son los riesgos de naturaleza evitable, pero impredecibles. El problema es cuando un proceso de este tipo, no está debidamente diseñado, tiende a fallar y lo puede hacer en momento menos esperado”, afirmó.

Imagen: PixaBay

Vea también: Criptoactivos: una nueva herramienta para comprar medicinas en Venezuela