En Kaun Banega Crorepati (KBC), uno de los reality shows más populares de India, basado en el programa británico “¿Quién quiere ser millonario?”, se le preguntó a un concursante sobre la criptomoneda libra, de Facebook, lo que llevó a su anfitrión, Amitabh Bachchan, a explicar brevemente sobre las criptomonedas.

Himanshu Dhuria, un concursante de 19 años, de Uttar Pradesh, que se está entrenando para ser piloto comercial, estaba en el banquillo, cuando se le cuestionó: “¿Qué es libra, propuesto por Facebook?”.

Dhuria, tuvo que elegir entre cuatro opciones: cámara de inteligencia artificial, aplicación de mensajería instantánea, plataforma de vídeos y criptomoneda.

Similar a sus contrapartes occidentales, el programa permite el uso de comodines para ayudar a los concursantes a responder preguntas difíciles, como preguntar al público, eliminar dos de las cuatro opciones (50:50) y llamar a un amigo.

Sin embargo, el concursante respondió correctamente que libra era una criptomoneda, sin utilizar estas ayudas. Bachchan, posteriormente, explicó de forma breve qué son las divisas digitales.

“Las criptomonedas son una forma de sistema monetario digital y global: bitcoin, litecoin y ripple son algunas de las criptomonedas existentes”, detalló.

Tras el suceso, la comunidad criptográfica de la India se mostró encantada de que millones de espectadores del show hayan estado expuestos a los criptoactivos.

El CEO del intercambio local de criptomonedas Wazirx, Nischal Shetty, tuiteó después del programa que “millones de indios ahora saben acerca de la criptografía gracias a esto”.

Según los medios locales, el programa de juegos se encuentra entre los más populares de la India.

Rediff.com informó a principios de este mes que el programa acumuló una audiencia de 246 millones en 2017, que cayó a 223 millones al año siguiente. Los datos del Indian Broadcast Audience Research Council (BARC) muestran que, en septiembre de 2017, KBC fue el segundo programa más visto en el país.

Imagen: Bei24

Vea también: Prohibir criptomonedas en India arriesgaría 12,900 millones de dólares