El presidente Nicolás Maduro estableció el nuevo valor del petro en 9.000 bolívares, representando un aumento de 106% en relación al precio de 4.362,30 bolívares que marcó hasta el pasado miércoles.

Este súbito incremento de la divisa estatal de Venezuela, corrobora que la cotización de dicho activo no obedece a las leyes de la oferta y la demanda del mercado, como el resto de las altcoins.

A la par de este incremento de la criptodivisa, el presidente también decretó que el sueldo básico aumentó 2,5 veces su valor previo. Es decir, de Bs. 1.800 pasó a 4.500 bolívares.

“A partir de mañana… el valor del salario mínimo y las pensiones será de 4.500 bolívares”, dijo el presidente.

Según, Jesús Casique, economista y director de Capital Market Finance, este hecho demuestra que el petro no es una criptomoneda sino un “título de valor”.

“El petro no se cotiza en ningún mercado. Por lo que más que una criptomoneda es un título de valor para levantar recursos el gobierno. Por eso con no existe la oferta y la demanda, porque es un artilugio del gobierno”, declaró en entrevista con Morocotacoin.

Añadió que este criptoactivo “no tiene superintendencia, no la emite un gobierno y se fundamenta en la confianza. Esos son los tres principios de las criptomonedas. Además el petro está sancionado por EEUU, viola el artículo 12 de la Constitución y el artículo 3 de la ley orgánica de hidrocarburos”.

Este aumento discrecional del petro, contradice su fundamento de valor: su anclaje al precio del barril del petróleo.

Al fijar el precio del petro en Bs. 9.000, el Ejecutivo indirectamente envía un mensaje a la sociedad internacional de que el precio de la criptomoneda es de unos US$ 104, de acuerdo con la tasa oficial del dólar establecida en la última subasta del sistema de mercado cambiario Dicom. Esta cifra está muy por encima de los 54,04 dólares en los que cerró este viernes el barril venezolano.

¿Qué ocurrió con Dicom?

Para Casique, este aumento de la criptodivisa nacional también representa una “devaluación encubierta”.

“El petro tiene dos vertientes. Una es el precio del barril del petróleo, otra es el tipo de cambio. El precio del barril del petróleo fue de 60 dólares en agosto, cuando Maduro devaluó a Bs. 60 y reconoció al paralelo. Es decir, que el petro está sujeto al barril del petróleo y al tipo de cambio”, indicó.

Y añadió que si se dividen estos 9.000 bolívares entre los 54,04 dólares que representa el barril de crudo venezolano, el resultado es un cambio de 166 bolívares por dólar. “Ahí tuvo que deslizar el Dicom. Eso significa que el Dicom debería cerrar en ese precio para que cuadren las cifras”.

“Ayer en la alocución, el Presidente no indicó la política cambiaria. Estamos frente a una devaluación encubierta, que vamos a ver en el tipo de cambio con la depreciación del Dicom y esa depreciación se puede convertir en una devaluación, porque si deprecia y deja fijo ese tipo de cambio de hoy y lo pone como tipo de cambio oficial, a partir del lunes todas las subastas tienen que arrancar a este precio”, sentencia.

BLOQUES DEL PETRO

¿Quién gana y quién pierde con este aumento?

Por los momentos es imposible conocer con precisión si el aumento provocó un aumento o caída de las transacciones del petro, porque la página oficial no muestra dicha información. A diferencia de lo que ocurre con el resto de los altcoins, de los que sí se puede conocer en tiempo real la cantidad de operaciones que se están realizando.

Una de las interrogantes que suscita a esta medida es, si el aumento del petro puede representar un incentivo para el crecimiento del volumen de operaciones de esta divisa digital.

Aún así, hasta las dos de la tarde de este viernes se habían realizado 2.940 transacciones con el petro, según el explorador del criptoactivo nacional. Este aumentó 1.314 operaciones desde el pasado 21 de noviembre.

Luis Mendoza

Imagen: EuroNews

Vea también: Expertos se manifestaron sobre aumento del precio del petro decretado por el gobierno