La súbita caída en los precios del comercio de las monedas digitales arrastra consigo a la criptominería, en un momento en que no se ve una pronta recuperación para el mercado de los activos encriptados.

Un caso claro de esta crisis es el de Giga Watt. La empresa más grande dedicada a minar bitcoins en Estados Unidos se declaró en bancarrota, admitiendo su incapacidad para pagar sus deudas. 

La presentación ante el tribunal mostró que la organización tenía activos enumerados de menos de 50.000 dólares, mientras que sus pasivos se estimaron entre US$ 10 millones y US$ 50 millones, de acuerdo con documentos judiciales presentados ante el tribunal de quiebras del Distrito Este de Washington.

El archivo señaló que Andrey Kuzenny, coordinador jefe de la compañía, con más del 10% de las acciones de la firma, convocó a una junta de accionistas para decidir sobre el curso de acción de la empresa con respecto a sus crecientes deudas.

Kuzenny, junto con el cofundador de Giga Watt, Leonid Markin y el asesor legal Edward Khaptakhev, representaron a la mayoría requerida y votaron para que la compañía presentará la declaración.

Minar Ethereum tampoco es rentable

Pero no solo la minería de bitcoin se encuentra en crisis. Recientemente, la empresa global de comercio y tecnología Susquehanna International Group anunció que la minería de Ehtereum, la actual tercer criptomoneda del mercado, ya no es una actividad rentable con una unidad de procesamiento gráfico (GPU).

De acuerdo con el análisis de la compañía, los beneficios mensuales en dólares de esta actividad con GPU de ETH se redujeron a aproximadamente cero, a partir del pasado 1 de noviembre. En una nota dirigida a los clientes, Christopher Rolland, analista de semiconductores de la firma, afirmó claramente la situación, informó el portal de noticias financieras de la cadena CNBC.

Las ganancias de la minería de la divisa etérea con GPU alcanzó un máximo de 65 dólares mensuales a principios de año, antes de caer hasta US$ 20 en abril, como resultado de una caída significativa del precio de ETH, durante el primer trimestre. El provecho subió a aproximadamente 30 dólares durante la mayor parte del segundo trimestre, antes de bajar a cero en los meses siguientes, explicó.

Fuente: Susquehanna International Group

A esto se une el hecho de que la compañía fabricante de procesadores Chipmaker Nvidia está perdiendo ventas como resultado de esta crisis criptominera.

Los ingresos relacionados con el cifrado de la compañía bajaron aproximadamente US$ 100 millones trimestralmente, dijo Rolland. Predijo que los ingresos relacionados con la criptomoneda de la compañía serán “probablemente cercanos a cero” en su informe del tercer trimestre del jueves.

“Estimamos muy pocos ingresos de las ventas de GPU relacionadas con criptografía en el trimestre, lo que coincide con el comentario previo de la gerencia de que no incluían ninguna contribución de criptografía en su perspectiva del C3Q18”, dijo Rolland. “La rentabilidad minera del 3T18 continuó disminuyendo, ya que los precios de Ethereum han caído más del -70% desde principios de 2018”.

Nvidia fue uno de los principales beneficiarios del auge de la criptomoneda a fines del año pasado, ya que los mineros confiaban en las tarjetas gráficas de esta marca. Ese proceso fue un generador de dinero cuando bitcoin aumentó a casi US$ 20.000 el año pasado, y el ETH aumentó más del 8.000%. Pero a medida que los precios cayeron drásticamente en 2018, también lo hizo la capacidad del fabricante de chips de obtener beneficios de los activos digitales.

Cierre de empresas mineras en China

Del otro lado del mundo la situación no es mucho mejor para los practicantes de la criptominería. En China, donde el bajo coste de la electricidad permitía seguir realizando esta actividad con beneficios, las últimas caídas del valor del bitcoin y otras criptodivisas provocaron que grandes centros de minería comenzaran a desconectar cientos de máquinas especializadas para recortar el gasto energético e intentar llegar así a un equilibrio de costes y beneficios, muy difícil de alcanzar en la actualidad.

A través de las redes sociales, se están comenzando a compartir vídeos en los que se pueden ver como algunos centros de producción de bitcoin están retirando parte de sus equipos para evitar males mayores.

Medios de comunicación del gigante asiático reportaron que los criptomineros están vendiendo “por kilos” los modelos más antiguos utilizados para esta actividad, incluidos Antminer S7, Antminer T9 y Avalon A741, debido a que alcanzaron su “precio de cierre”.

Tencent News informó que las ganancias de la minería ya no son suficientes para cubrir energía eléctrica y otros costos asociados. Esto debido a que en ese país es la época seca del año, lo que hace que las centrales hidroeléctricas ya no produzcan energía de forma económica.

La caída del mercado afectó principalmente a las operaciones mineras pequeñas y medianas en las regiones chinas de Xinjiang y Mongolia Interior, donde algunas máquinas de minería se venden en el mercado de segunda mano por solo 5% de su valor original, resaltó el portal.

La crisis minera ocurre en medio de un colapso sostenido en el criptomercado, que parecía haber comenzado a calmarse durante la jornada del jueves. Sin embargo, la mañana de este viernes el comercio encriptado recobró su tendencia bajista, cuando nueve de las 10 principales divisas digitales marcaron pérdidas por encima de 4% y el bitcoin se vendió a US$ 4.308. Este descenso además fue acompañado de Ethereum, que bajó 6,97% para venderse a US$ 122.

Algunos especialistas apuntan a que el precario estado de las monedas digitales es consecuencia de la bifurcación de Bitcoin Cash, que logró sacar mucho dinero del sistema encriptado por los temores que generó, debido a que cuando se implementan este tipo de divisiones, sucede una incompatibilidad con las versiones anteriores del cliente, como si fueran dos blockchains distintas, por lo que quienes intenten enviar criptomonedas de una versión a la otra pueden corren el riesgo de perder sus fondos.

Imagen: PixaBay

Vea también: Bitcoin volvió a bajar a US$ 4.308 este vienes en jornada de números rojos para el criptomercado