Un esquema Ponzi de criptomonedas que se hizo pasar por una compañía de inversiones en la India fue derrumbado y calificado como “oferta ilegal” por el Banco de la Reserva de ese país.

La Ambidant Marketing and Investment Company, dirigida por padre e hijo Syed Fareed y Syed Afaq Ahmed, usó promesas de inversiones Halal, junto con Ulemas, para posicionarse como un programa de inversión compatible con la Sharia para inversores musulmanes que aportaron enormes cantidades de dinero, sin saber que se estaba usando en inversión en criptomonedas, informó el diario local Deccan Chronicle.

Halal es el el conjunto de prácticas permitidas por la religión musulmana. Mientras que Ulemas es el grupo de estudiantes legales del Islam y la Sharia.  Y esta última es la ley islámica.

Engañosa inversión

La compañía utilizó la cobertura de negocios e inversiones permitidas por el Islam para atraer a inversionistas musulmanes, a quienes luego se les prometió fantásticos rendimientos mensuales de hasta 50% de rupias lakh, aproximadamente USD 275, de acuerdo con los reportes.

Enfocándose específicamente en la inversión Halal, la compañía presuntamente utilizó a estudiantes legales de esta religión para comercializar sus actividades. Sin informar a los inversionistas, la compañía invirtió las ganancias en divisas digitales donde hizo una fortuna, permitiéndole pagar los rendimientos prometidos por un tiempo hasta que el plan creciera. Sus posiciones de inversión criptográficas y su exposición nunca fueron reveladas a los inversores durante este tiempo.

Mientras más inversionistas se unieron a este esquema Ponzi, los tamaños de pago disminuyeron primero al 25%, y luego al 11% antes de pagar finalmente el 9% en enero de 2018, que fue su último desembolso. Antes de que dejara de pagar, algunos inversionistas habían ganado el doble de sus montos iniciales de inversión, que iban desde Rs 50.000, alrededor de USD$ 685, hasta más de Rs 1 crore, cerca de 137.165 dólares.

Luego de que el Banco de la Reserva de India declarara al Bitcoin como “licitación ilegal”, la Dirección de Cumplimiento de la India que supervisa la aplicación de la ley financiera dirigió su atención a las actividades de Ambidant. Siendo una de las más de 4.000 empresas que se sometieron a una investigación similar, pero a diferencia de la mayoría de las demás, sus inversores no tenían idea de su exposición a la inversión en criptomonedas.

La Dirección de Cumplimiento de la India señaló, sobre los hallazgos de este caso, que durante la investigación se hizo evidente que el esquema administrado por la compañía es un potencial Ponzi.

“En vista de lo anterior, ED ha escrito al RBI (Banco de la Reserva de India) para que analice el asunto y proteja los intereses de los inversionistas / depositantes en general que están siendo engañados en nombre de la banca islámica / inversión Halal. Además de engañar a los inversores y administrar un esquema Ponzi, las actividades de Ambidantbien pueden haber estado en desacuerdo con la ley Sharia en sí. Varios eruditos islámicos opinan que el comercio de criptomonedas no es una práctica Halal porque las criptomonedas carecen de valor intrínseco o apoyo gubernamental centralizado, y ambos dicen que son necesarios para ser considerados una moneda en virtud de la ley Sharia”, citó el portal.

Sin embargo, no hay consenso de opinión islámica sobre este punto. En abril, Mufti Muhammad Abu Bakar, asesor y oficial de cumplimiento de la Sharia en Blossom Finance en Yakarta, publicó un documento que clasificaba a Bitcoin como Halal, una declaración que llevó a un salto de precios de USD$ 1.000, según CCN.

Imagen: CriptoNoticias

Vea también: Joven hindú amenazó con hacer explotar el Aeropuerto Internacional de Miami