Las estafas de criptomonedas son cada vez más frecuentes y sofisticadas. Los estafadores buscan cada vez más alternativas para llamar la atención de las personas. Es por eso que Twitter, una de las redes sociales más utilizadas en el mundo, se convirtió en el sitio web ideal para que los delincuentes digitales promocionen ofertas engañosas para robar criptoactivos.

Las formas en la que proceden los criptoestafadores son muy diversas. Recientemente, la más popular de ellas es la creación de cuentas falsas similares a las de grandes figuras que tengan muchos seguidores, como es el caso de Elon Musk, fundador de Tesla, quien tiene más de 20 millones de seguidores en la red social.

Los estafadores crearon cientos de cuentas falsas, y secuestraron perfiles verificados, para luego cambiar el nombre e imagen de perfil por el de Musk. De esta forma, las personas que buscaran al fundador de Tesla, se encontrarían con diversos perfiles similares, que posteriormente los defraudadores utilizaron para promocionar donaciones falsas.

Como consecuencia de ello, Twitter decidió cerrar automáticamente las cuentas que usaran el nombre “Elon Musk”. Un portavoz de la red social dijo en un comunicado que en sus “esfuerzos continuos para combatir el spam y la actividad maliciosa”, surgió el bloqueo de nombres de Elon Musk en un esfuerzo por probar “nuevas medidas para cuestionar las cuentas que usan términos comúnmente asociados con las campañas de spam”.

Otras de las cuentas hackeadas con este propósito han sido las de Jackson Palmer, creador de DogeCoin; la de la productora Pathé UK; la de Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum; o la de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA) de India.

Sin embargo, recuperar las cuentas bloqueadas no es una labor complicada. Después del bloqueo, Twitter les pide a los usuarios que pasen una prueba de CAPTCHA y proporcionen un número de teléfono.

Sacar provecho a Twitter

Estos estafadores han sabido manejar a su favor las opciones de marketing que ofrece la red social. Los infractores reemplazaron los tuits por anuncios, de tal manera que puede llegarle a un público más amplio, sin que otros usuarios puedan advertir de la amenaza, puesto que en los anuncios no se emiten comentarios.

Una de las víctimas recientes fue la cuenta oficial de Target, la cadena de grandes almacenes de Estados Unidos. Así lo dio a conocer en su cuenta Twitter el experto en seguridad informática Graham Cluley.

Para Cluley, la red social “claramente no tienen un control de estas estafas”.

Imagen: Reuters.

Vea también: Las cinco tácticas más comunes de ciberdelincuentes para robar criptomonedas