La Autoridad de Mercados Financieros de Nueva Zelanda (FMA) incluyó a OneLife Network Limited y su filial OneCoin Limited, así como el emprendimiento Bitcoin Revolution, a la lista negra de esquemas posiblemente fraudulentos.

“Recomendamos extrema precaución antes de invertir con OneLife o OneCoin, ya que nos preocupa que tengan las características de una estafa, incluida la retención de fondos de clientes y la promesa de rendimientos poco realistas. Hemos recibido información que indica que OneLife y OneCoin están llevando a cabo eventos promocionales y seminarios en Nueva Zelanda que ofrecen servicios de inversión en violación de la ley de Nueva Zelanda”, señaló la institución en su página web.

El organismo, además, incluyó en el listado una empresa de forex de nombre WiseBanc.

OneLife se define como una empresa de mercadeo en red para la venta directa de paquetes educativos sobre criptomonedas y administración financiera. Mientras que OneCoin, ofrece un servicio de compraventa e intercambio de divisas digitales y la minería de su token ONE.

Por su lado, Bitcoin Revolution es un proveedor de servicios de intermediación con criptomonedas que asegura generar ganancias de hasta 1.000 dólares por hora a sus usuarios, a mediante una plataforma automatizada de crypto trading.

El regulador neozelandes descubrió que esta firma publica informaciones falsas en sus redes sociales, involucrando a distintas instituciones y personalidades del gobierno de Nueva Zelanda.

Lo sucedido en Nueva Zelanda se da apenas días después, de que la Unidad de Información Financiera (UIF), una división de la Comisión de Servicios Financieros de Corea del Sur (FSC, por sus siglas en inglés), publicara un informe que revela que los bancos tradicionales son más susceptibles al lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo que las criptomonedas.

Imagen: Pinterest

Vea también: Las criptomonedas no son un riesgo para financiar el terrorismo, según investigaciones