fondo de cobertura bitcoin

La pérdida de más del 80% del valor del bitcoin en lo que va de año provocó el cierre de muchos de los fondos de cobertura que se abrieron en 2017, cuando la principal criptomoneda del mercado llegó a cotizarse en más del 1000% de su valor, logrando que muchos inversionistas y firmas institucionales invirtieran fuertemente en este nuevo «oro digital«.
De acuerdo con el director general del Fondo de Investigación Crypto, Josh Gnayzdy, desde inicios de 2018 fueron clausurados más de 35 fondos de cobertura cerrado, lo que representa casi el 5% de los 633 a los que la firma hace seguimiento, reseñó el portal de noticias ForkNews.
Pero, a pesar del difícil estado del mercado este año, Gnayzdy señala que muchos de los fondos continuaron lanzando nuevas iniciativas de criptomoneda.
«Una tendencia interesante que notamos fue que los fondos de cobertura se estaban abriendo tanto en el primer como en el segundo trimestre, cuando el precio de los bitcoins ya estaba cayendo. Parece que esto se debe al efecto de retraso. Muchas fundaciones fueron creadas mucho más tiempo de lo que sus fundadores habían querido, y por lo tanto entraron al mercado en el momento más inoportuno», afirmó.
Los fondos de cobertura o hedge fund son un préstamo de títulos condicionado. Consiste en la cesión de acciones a terceros a cambio de una rentabilidad. Se trata de una operación que suelen realizar fondos de inversión o inversores a largo plazo en esos valores que apuestan por la caída del valor. Estos últimos toman prestadas las acciones para venderlas y recomprarlas más tarde, ganando así la diferencia.
Mientras que un fondo de inversión o fondo mutuo es una institución de inversión colectiva (IIC), que consiste en reunir fondos de distintos inversores, naturales o jurídicos, para invertirlos en diferentes instrumentos financieros, responsabilidad que se delega a una sociedad administradora que puede ser un banco o institución financiera.
Para el gestor de fondos Anthony Pompigiano, el fracaso de los fondos de inversión para obtener ganancias llevará a su cierre masivo.
«Ya estaba pensando en este problema y me interesa una pregunta: ¿por qué la mayoría de los administradores de fondos no se dieron cuenta de esto y no cerraron antes?», aseveró.
A su juicio, el problema con «las marcas de agua» (las disposiciones del contrato, que describen cuánto puede cobrar a un administrador de fondos a un cliente) aumentará la tasa de cierre de los fondos.
En este caso, la mayoría de los administradores experimentarán dificultades, debido a que no podrán obtener la mayor parte de su compensación.
El cierre de estos fondos ocurre en medio de un colapso sostenido en el criptomercado, que parecía haber comenzado a calmarse durante la jornada del jueves.
Sin embargo, la mañana de este viernes el comercio encriptado recobró su tendencia bajista, cuando nueve de las 10 principales divisas digitales marcaron pérdidas por encima de 4% y el bitcoin se vendió a US$ 4.308.
Algunos especialistas apuntan a que el precario estado de las monedas digitales es consecuencia de la bifurcación de Bitcoin Cash, que logró sacar mucho dinero del sistema encriptado por los temores que generó, debido a que cuando se implementan este tipo de divisiones, sucede una incompatibilidad con las versiones anteriores del cliente, como si fueran dos blockchains distintas, por lo que quienes intenten enviar criptomonedas de una versión a la otra pueden corren el riesgo de perder sus fondos.
Imagen: PixaBay
Vea también: Inversiones de bancos y bolsas de valores podrían salvar al criptomercado

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí