juicio abogado onecoin ponzi

El CEO de OneCoin, Konstantin Ignatov, fue arrestado el pasado viernes en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, debido a un cargo de conspiración por fraude electrónico que surgió de su papel como número uno de un esquema piramidal internacional, que involucraba la comercialización de la criptomoneda OneCoin.
La Oficina del Fiscal Federal de Manhattan realizó el anuncio sobre la detención de Ignatov. “Después de su arresto, Ignatov apareció en el Tribunal de Magistrados en el Distrito Central de California y fue detenido por el cargo contenido en la queja”, señaló el informe.
Como resultado de tergiversaciones que Ignatov, su hermana Ignatova y otras personas hicieron sobre OneCoin, las víctimas invirtieron miles de millones de dólares en todo el mundo en la criptomoneda fraudulenta.
La criptomoneda fue considerada un esquema Ponzi, tanto por su estructura organizativa como por el hecho de que muchas de las personas que son fundamentales para el activo, participaron anteriormente en otros esquemas de fraudes similares.
El negocio principal de OneCoin era vender material educativo para el comercio, donde los miembros podían comprar paquetes educativos que iban de 100 a 118.000 euros, cada uno incluía fichas que podrían asignarse a la minería. La divisa fue explotada por servidores en dos sitios en Bulgaria y en uno en Hong Kong.
La moneda funcionaba como una red de marketing multinivel, a través de la cual los miembros reciben comisiones por reclutar a otros para comprar paquetes de criptomonedas. Esta estructura influyó en el rápido crecimiento de la red miembro del activo.
OneCoin Ltd. afirma tener más de tres millones de miembros en todo el mundo, incluidas las víctimas que viven y/o trabajan en el Distrito Sur de Nueva York.
El fiscal federal de Manhattan Geoffrey S. Berman afirmó que, como se alega, estos acusados ​​crearon una empresa de “criptomoneda” multimillonaria basada completamente en mentiras y engaños.
“Prometieron grandes retornos y un riesgo mínimo, pero, como se dijo, este negocio era un esquema piramidal basado en humo y espejos más que ceros y unos. Los inversionistas fueron victimizados mientras los acusados ​​se enriquecían. Nuestra oficina tiene un historial de ataques, arrestos y condenas exitosos de estafadores financieros, y este caso no es diferente”, mencionó.
Mientras que el Fiscal del Distrito del Condado de Nueva York, Cyrus R. Vance Jr., agregó que estos acusados ​​ejecutaron un esquema piramidal de la vieja escuela en una plataforma de nueva escuela, comprometiendo la integridad del sistema financiero de Nueva York y estafando a los inversores de los miles de millones.
“Felicito al fiscal federal Berman y a la Oficina de Delitos Económicos Importantes de mi Oficina por su trabajo de investigación que abarca todo el mundo y por su compromiso compartido de proteger a nuestros mercados de los sofisticados estafadores de cuello blanco”, resaltó.
Por su parte, el Director adjunto a cargo del FBI, William Sweeney, señaló que OneCoin era una criptomoneda que solo existía en la mente de sus creadores y sus co-conspiradores.
A diferencia de las divisas digitales auténticas, que mantienen registros del historial de transacciones de sus inversores, este activo no tenía un valor real. No ofrecía a los inversores ningún método para rastrear su dinero y no podía utilizarse para comprar nada.
De hecho, los únicos que se beneficiaron de su existencia fueron sus fundadores y co-conspiradores. «Ya sea que se trate de una moneda virtual o dinero en efectivo, le pedimos al público que ejerza la diligencia debida con cualquier inversión”, concluyó.
Imagen: Deposit Photos
Vea también: Superintendencia peruana advirtió sobre estafas con criptomonedas
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí