José Angel Alvarez: El petro, una de las múltiples caras del blockchain

Escribo este artículo en pro de ampliar la discusión, el debate y el conocimiento en relación al artículo de la compatriota Pascualina Curcio, titulado «El petro: tres caras de una moneda«.
En primer lugar, hay que destacar que en el año 2009 un brillante desconocido titulado Satoshi Nakamoto creó el bitcoin y, paradójicamente, ese mismo año Hugo Chávez mencionó la idea de El Petro. Es prácticamente imposible entender el petro sin previamente entender qué es el bitcoin.
Luego no fue sino hasta octubre de 2017 que se retoma esta idea en una reunión en el Banco Central de Venezuela, y a finales de ese año, el presidente Nicolás Maduro lanza el petro con una relación directa al barril de petróleo, algo que evolucionó en el segundo libro blanco en el 2018 a una relación simbólica al precio de varios commodities (oro, hierro, diamante y petróleo).
La verdad es que el petro es una moneda estable (stablecoin) como el Theter, otra famosa criptomoneda con un precio fijo. Esta tiene una relación 1 Tether = 1 dólar, pero en el caso de la primera criptomoneda nacional, 1 petro = 60 dólares.
La idea de estas monedas estables es permitir hacer acuerdos con precios fijos como la firma de un contrato o el pago de un salario. Imagínense si se llegara a un acuerdo laboral donde el pago es 1 bitcoin y que tus ingresos sean un mes de 20.000 dólares y unos meses después, de 3.000 dólares motivado a la volatilidad del precio del bitcoin. Esto sería algo totalmente inviable en el sistema financiero actual.
En lo sucesivo, y como parte de la creación de algo totalmente nuevo, se creó el precio de una unidad de cuenta con un valor fijo del petro en BsS, paso previo a la libre convertibilidad de esta y para poder vincular sueldos, salarios y precio de algunos servicios estatales a un valor fijo.
Ahora bien, todas las criptomonedas tienen una relación directa entre las monedas fiduciarias, llámese dólar, euros o rublos; sin embargo, hoy en día estamos en la fase del petro realmente importante y donde todo empieza a tener sentido, y es la relación que se crea entre el petro y el valor del bitcoin.
Para el momento que se redactaba este artículo, el petro tenía un valor de 0,00635000 bitcoins, o lo que es lo mismo, 635.000 Satoshis, y aquí es el momento mágico donde desaparece cualquier relación de nuestro criptoactivos soberano con el dólar.
Venezuela empieza a sembrar las semillas de un nuevo sistema financiero moderno, justo y transparente, donde el objetivo es lograr que esta moneda se comporte de forma constante con respecto a las monedas que rigen las economías mundiales hoy, pero de forma variable con el bitcoin, la criptomoneda con más del 50% de la capitalización del mercado mundial de las divisas digitales.
Nuestro país se encamina en la construcción de un sistema financiero totalmente nuevo y donde la antigua concepción donde una moneda era una forma geométrica con sólo 2 caras, es totalmente inválida el blockchain, base fundamental de todas las criptomonedas. Es un nuevo sistema donde las posibilidades de abren y la creación no tiene límites.
El petro, en conjunto con el bitcoin, saca de las fórmulas matemáticas «al arma más poderosa que ha empleado el imperialismo contra el pueblo», apreciada Sra. Curcio. Saca al dólar de su hegemonía mundial.
Al mismo tiempo, tal y como usted lo ha dicho en el 2018, miles de pensionados conocieron el poder del blockchain y de una fácil manera adquirieron petros en una preventa inicial de monedas que pocos entendieron, pero que hoy en día muchos de nuestros apreciados abuelos han tenido la posibilidad de ver como sus ahorros en petros han pagado adelantos y han preservado su inversión inicial de los embates de la hiperinflación, algo que jamás se ha hecho en ningún país del mundo.
Por último, con respecto a su último análisis de como siempre tendría «su real y medio» a través de una especie de bicicleta cambiaría, con todo respeto le comento que es imposible las aritmética que aplica, ya que no existe forma alguna de adquirir petros con el valor de cuenta de 80.000 BsS/Petros. Esto es solo un paso previo para adecuar todo lo necesario para tener un petro de libre intercambio a nivel nacional e internacional, con la posibilidad de que mas pronto que tarde nuestros empleados tengan la oportunidad de ganar salarios mixtos entre BsS y petros y, por qué no, salarios 100% en petros, transformando así a Venezuela en una Cripto Nación.
Avancemos sin temor hacia la tecnología blockchain y afiancemos con ahínco este asunto del Petro y las criptomonedas.
Ing. Jose Angel Alvarez
Presidente de Asonacrip
@SUJETOMEN77
________________________________________________________________
Vea también: El petro: tres caras de una moneda – Pascualina Curcio

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí