el petro. Aclarado valor del medio Petro, Maduro habló de $300 también para el sector salud

Hace unos días, un artículo del economista venezolano Luis Enrique Gavazut causó gran controversia en las redes sociales.

Titulado «A un año del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad: ¿Qué es de la vida de El Petro?» y publicado en el portal 15 y Último que dirige Luis Salas, intentaba hacer un balance sobre la famosa criptomoneda venezolana 12 meses después de que el Presidente Nicolás Maduro hubiera lanzado medidas económicas de gran importancia para el país.

Aunque Gavazut, en su artículo, hace fuertes críticas a quienes defendían la eliminación del control de cambios y lo poco que esto ha ayudado a resolver la hiperinflación y la crisis, tal vez lo más controversial del texto fue su opinión sobre el Petro, que resume en: «Otro fracaso estrepitoso». Incluso llega a afirmar que «el petro, después de haber sido calificado por la agencia Dagong, la calificadora de riesgo más influyente de China, como una ‘genialidad financiera’, no es más que el hazmerreír del mundo de las criptomonedas. ¡Qué indignante decepción!»

Él explica:

Sus objetivos explícitos eran fortalecer el bolívar, es decir, detener la devaluación e incluso revertirla, respaldando el valor de nuestra moneda en la riqueza petrolera y atrayendo divisas hacia el mercado cambiario nacional; así como proveer un medio para sortear las sanciones en el sistema financiero internacional, particularmente en el sistema de transferencias interbancarias Swift, es decir, un medio para poder hacer pagos internacionales sin pasar por el Swift y con ello sortear las dificultades para el normal desenvolvimiento de nuestro comercio exterior.

Huelga decir que ninguno de esos objetivos se logró. Cuando un proyecto no logra sus objetivos, se declara fracasado. Punto.

Sus comentarios, que fueron replicados de forma provocadora por la cuenta Twitter de 15yUltimo, causaron respuestas airadas de parte de algunos chavistas, así como troleos de parte de opositores.

Ahora bien: ¿Fue realmente el Petro un fracaso estrepitoso? ¿Es actualmente un hazmerreír? ¿Puede decretarse su muerte?

Errores comunicacionales e imposibilidad de debatir

En realidad, no se puede estar molesto con la respuesta de Gavazut. Todos recordamos que, cuando se anunció el Petro, hubo una vorágine comunicacional de apoyo hacia él desde el gobierno, aún de personas, funcionarios y voceros que realmente no comprendían o no estaban seguros de lo que implicaba.

Eso es entendible. Venezuela es un país bajo acoso del gobierno estadounidense y sus aliados desde hace al menos 20 años, en un intento de tomar el control de nuestros recursos. Cada vez que el gobierno propone un nuevo plan, una nueva idea, un nuevo proyecto para resolver los problemas que tiene nuestro país, hay una tormenta de respuestas desde los políticos, medios de oposición y supuestos especialistas desprestigiando la idea, por muy buena que sea. Desde La Patilla hasta CNN, pasando por The New York Times, El País de España o Clarín de Argentina, incluyendo muchas veces a artistas del mundo de la farándula y el espectáculo, todos salen al unísono a despotricar de cualquier idea que venga desde este lado.

Y, lamentablemente, nosotros en el chavismo nos hemos acostumbrado a responder haciendo lo contrario: aplaudimos toda idea que viene de este lado de forma unánime, muchas veces sin pensarla, sin meditarla, sin debatirla. Se debate internamente en algún lado —supongo que en la Dirección Nacional del PSUV, o por allí— pero una vez se aprueba y se anuncia públicamente, todos la apoyan y quien no lo haga es sospechoso de traición: es criticado, insultado o apartado. Quien sepa que algo va a salir mal, no tiene mayor espacio donde decirlo.

En lo personal, pienso que, en esa primera etapa del Petro, fueron nombrados a cargo de este importantísimo proyecto personas que no estaban capacitadas, que no tenían todo el conocimiento económico y técniconecesario, ni el compromiso político, y que finalmente tuvieron que ser removidas. A pesar de eso, todos apoyamos el proyecto de muy buena fe y nos guardamos para nosotros mismos las reservas que teníamos, sabiendo que, si bombardeábamos el naciente proyecto con nuestras críticas y dudas, ayudaríamos a hacerlo naufragar.

Hubo muchos compañeros bienintencionados de muchas instituciones, que comenzaron a prometer cosas sobre el Petro que jamás se cumplieron. Y, al no cumplirse, causaron profunda decepción.

Se habló, por ejemplo, de que las cajas de ahorro de los ministerios almacenarían sus fondos en Petros, como forma de preservar su valor ante la hiperinflación. Incluso se hablaba de entregar minadoras a las cajas de ahorro, y de preservar las prestaciones de los empleados públicos en PetrosNada de eso se cumplió, y quienes se quedaron en las cajas de ahorros esperando que esa promesa se cumplieran, perdieron su dinerito ante el avance de la devaluación.

El gobierno compró containers con minadoras, que fueron asignadas a universidades, infocentros e instituciones, lo que se anunció con bombos y platillos.

Lea el artículo completo de Luigino Bracci Roa en El Espacio de Lubrio

Luigino Bracci Roa es un webmaster, informático y comunicador alternativo. Mención del Premio Nacional de Periodismo 2016 en el área de Periodismo Digital.

Imagen: Archivo

Vea también: Para Sunacrip, solo el petro ayuda a proteger al ingreso de la depreciación, mientras el bolívar sigue en debacle

2 COMENTARIOS

  1. Lo positivo es que cada día aprendemos un poquito de criptomonedas y finanzas. Debemos seguir adelante,ALLÁ AQUELLOS GENIOS QUE SE LA SABEN TODAS… DEBEMOS INCREMENTAR LA INFORMACION SOBRE CRITOMONEDAS, FINANZAS Y ECONOMIA INVOLUCRAR MAS AL PUEBLO…
    LEALES SIEMPRE CORRUPTOS NUNCA…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí