cuba criptomonedas

El lanzamiento del internet con datos en Cuba, hace casi un año atrás, provocó un aumento significativo en el interés hacia las criptomonedas de parte de los isleños, quienes las usan para eludir las sanciones económicas impuestas al país.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, el embargo comercial de Estados Unidos sobre La Habana separa a su gente de la mayoría de los mercados financieros y sistemas de pago internacionales.

Sin embargo, las criptomonedas han estado proporcionando una salida para algunos. «Esto realmente nos está abriendo nuevas puertas», aseguró un ciudadano y defensor de bitcoin.

Alex Sobrino, fundador del canal Telegram CubaCripto, afirma que unos 10.000 cubanos usan o aceptan divisas digitales.

«Estamos usando criptomonedas para recargar nuestros teléfonos celulares, para hacer compras en línea, e incluso hay personas que reservan habitaciones de hotel con él», resaltó.

Sin embargo, las divisas digitales todavía están en su infancia en la isla y es probable que no sean adoptadas por la mayoría de sus 11.2 millones de residentes en el corto plazo.

A partir de ahora, la industria existe en una especie de área gris. Tampoco parece que el gobierno tenga voluntad política, o interés en vigilarlo. No obstante, se en junio el Gobierno cubano informó que estaba buscando emitir potencialmente su propia criptomoneda respaldada por el Estado, en parte inspirada por el petro.

Aún así, esta idea parece estar en el limbo y se ha descartado en gran medida.

Uno de los problemas de esta iniciativa es que Cuba permanece en gran medida «fuera de línea», lo que significa que la mayoría de sus ciudadanos aún no tienen acceso a estos servicios financieros. Pero, eso no significa que no se realicen esfuerzos serios para cambiar esto.

Fusyona es un intercambio de criptomonedas que dice ser el «primero» en Cuba. Utiliza moneda fiduciaria de aquellos que desean enviar remesas a Cuba y les permite invertir en nueve de las principales criptomonedas. Luego usa pesos de cubanos para invertir en las criptomonedas para ‘pagar’ las remesas. El intercambio ya cuenta con unos 1.300 usuarios.

«Para los extranjeros, las criptomonedas son solo otra opción… Pero para los cubanos es una necesidad y puede ser una solución para su exclusión de la comunidad financiera global», resaltó Adrian C. Leon, fundador de Fusyona.

Queda por ver si el gobierno continuará permitiendo que esta industria crezca en la isla. A partir de ahora, se le ha dado un pase probablemente debido a su tamaño marginal. Aunque, si las criptomonedas aumentaran su popularidad, podrían plantear serios desafíos legales.

Imagen: Shutterstock

Vea también: EE.UU. impone nuevas sanciones a Cuba limitando aún más las remesas y transacciones bancarias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí