bitcoin noviembre
Fuente: PixaBay

Bitcoin amaneció este miércoles con una marca positiva de 0,72%, con la que se cotizó en US$ 9.384 y se mantiene muy cerca de la marca de los 9.400 dólares, cuando eran poco más de las nueve de la mañana (hora Caracas).

La semana pasada, el precio de BTC comenzó una corrección a la baja, después de alcanzar un máximo de US$ 10.550, tras un rally de más de 35% en 24 horas, que culminaron con una depreciación de la criptomoneda por debajo de los niveles de soporte de 10.000 y 9.725 dólares, según datos de CoinMarketCap.

Poco después, el precio volvió a subir por encima de los niveles de 9.400 y 9.500 dólares, sin embargo la divisa no pudo sostener la tendencia alcista y nuevamente retrocedió por debajo de estos niveles, para permanecer justo en donde se encuentra en estos momentos.

¿Qué esperar de bitcoin este noviembre?

Los datos históricos de bitcoin demuestran que noviembre ha sido uno de sus mejores meses, tal como señaló el socio gerente de la firma criptográfica Blocktown Capital James Todaro.

«Noviembre ha sido históricamente uno de los meses de mayor rendimiento de bitcoin  desde 2012. Noviembre de 2018 fue la principal (y memorable) excepción. Actualmente, BTC solo ha subido un 1,5% para noviembre de 2019 … ¿Qué traerán las próximas 3 semanas?”, escribió en su cuenta Twitter.

Aludió al pasado noviembre, cuando la criptomoneda cayó de alrededor de 6.500 a 3.700 dólares. Una bajada de más del 43% frente al dólar estadounidense, después de oscilar durante casi tres meses entre 6.000 y 7.000 dólares.

Pero, a diferencia de lo que ocurrió en 2018, este año el activo ha tenido un comportamiento diferente. Mientras que en el último ciclo bitcoin estuvo en espiral descedente, hasta que alcanzó un mínimo de US$ 3.500, desde su máximo de US$ 20.000; ahora BTC ha aumentado en más del 100%, llegando a máximos de casi US$ 14.000, hasta que la corrección que le llevó sobre los más de 9.300 dólares que cotiza este miércoles.

Aún así, algunos analistas técnicos siguen siendo cautelosos acerca de si la divisa digital podría superar el «nivel psicológico» en US$ 10.000 en el corto plazo, a medida que aumenta la presión de venta con órdenes limitadas, apiladas en las principales plataformas de comercio de criptomonedas.

El criptoanalista Josh Rager señaló que antes de que los inversores comiencen a inclinarse hacia un noviembre alcista para bitcoin, es importante tener en cuenta la abrupta caída del 10% que recientemente tuvo el activo, en sus productos de futuro de la Chicago Mercantil Exchange (CME) a principios de esta semana.

En un cierre rápido de brecha, el precio de BTC cayó a US$ 8.350, complementado con grandes órdenes de venta.

Además, los recientes movimientos en el mercado dejan pensar que bitcoin permanecerá bajista en el corto plazo, aunque se muestre alcista para a largo, como indicó el también criptoanalista Dave The Wave.

“Diariamente sigue bajando aunque el plazo más largo en la semana está arriba. Curiosamente, el gráfico semanal está rastreando la curva logarítmica y la curva cíclica/media. En suma: a corto plazo, abajo; a medio plazo, arriba», escribió.

El halving sigue en el horizonte

Otra posibilidad es que bitcoin siga manteniendo su tendencia a moverse de forma lateral, o con poca volatilidad, hasta la próxima reducción a la mitad de la recompensa minera, o halving. Momento en el que finalmente podría explotar a nuevos máximos históricos.

Según el criptoanalista Plan B, y su modelo de relación stock-flow, la desviación del precio de bitcoin en relación con su relación de stock-flow converge a una línea de equilibrio imaginaria hasta que el evento de reducción a la mitad lo interrumpe y empuja a nuevos máximos.

Este modelo generalmente se aplica a los productos básicos. En el caso de bitcoin, la relación se calculó dividiendo el suministro actual por el número de monedas generadas por período determinado. En otras palabras, se visualizó el nivel de escasez o abundancia de BTC.

El evento de reducción a la mitad parece actuar como un fuerte impulso que hará que el precio de bitcoin aumente y se desvíe de su línea de relación stock-flow. Luego, al rally le sigue una corrección en la que bitcoin intenta superponer la línea SF, hasta el próximo halving.

No obstante, este modelo de gráfico no favorece a quienes esperan una explosión alcista de bitcoin hasta la próxima reducción a la mitad, que debería ocurrir en mayo del próximo año.

Por lo tanto, es posible que antes de eso, se pueda ver a la criptomoneda cayendo por debajo de la marca de US$ 7.000. Para, después del evento, aumentar por encima de US$ 30.000 en los años siguientes, si el precio continúa siguiendo este patrón.

El mes pasado, el propio Plan B predijo que la recuperación podría llegar hasta en 12 meses, proclamando una «nueva fase».

Además, también existe la posibilidad de que el precio de bitcoin aumente antes del halving por la emoción temprana de los inversores, que podría tener un precio anticipado en el evento, tal como ocurrió con litecoin a mediados de año.

Imagen: PixaBay

Vea también

Bitcoin sube 25% y se cotiza en US$ 11.600… pero solo en Argentina

Bitcoin en Chile: la solución en tiempos de crisis

Adopción de las criptomonedas en Cuba: ¿mito o realidad?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí