¿Cuál será el camino económico que eligirá el nuevo gobierno en Argentina?

El nuevo gobierno de Argentina, dirigido por el presidente electo Alberto Fernández, enfrentará el gran reto de las complicaciones que ha sufrido la economía de esa nación para llevarla a mejores niveles de productividad.

Para el economista Alfredo Zaiat, las inversiones en el país suramericano podrían centrarse en el área de consumo masivo, las infraestructuras, la construcción y las finanzas, pues los considera sectores que, «en una economía en recuperación, como la que se espera del Gobierno de Alberto Fernández, pueden brindar una rentabilidad atractiva a nuevas inversiones», informó Sputnik.

En cuanto a las recomendaciones sobre la inversión extranjera directa como fuente importantes de modernización económica, el analista cree que la nueva administración «no transitará el sendero neoliberal de esperar que el mercado, sin intervención del Estado, sea el mejor asignador de recursos, porque ya se probó en los 90 y ahora en el Gobierno de Mauricio Macri, como una estrategia fallida para impulsar el crecimiento».

Tampoco piensa que Fernández asuma un estilo asiático, donde el Estado actúa «como un potente disciplinador de los actores económicos», sino un ejercicio activo, «comprometido con el desarrollo del sector privado, e impulsando esa actividad vía subsidios a la inversión, ya sean fiscales (impuestos) y/o financieros (tasas de interés) y fomentado la integración de un reconstruido complejo de ciencia y técnica con el sector productivo».

Zaiat refiere que «la clave es definir condiciones para la inversión extranjera que sea de mutua conveniencia, tanto para la empresa como para el interés nacional. Esto último será uno de los desafíos relevantes de Fernández en la relación con grupos económicos extranjeros».

Otra visión

Por su parte, el también reconocido economista Guillermo Barba, señala que no es sólo la inversión foránea, sino en general la inversión masiva nacional y de afuera, el requisito indispensable, aunque no único, para el desarrollo, así como la estabilidad macroeconómica y sobre todo, la apertura comercial.

Para él, la base del desarrollo asiático se debe a la apertura comercial y la «gran transformación de China iniciada con una política de apertura paulatina desde 1978. «Lamentablemente con Fernández, Argentina va hacia más de lo mismo que ha mantenido al país en el atraso y las crisis recurrentes: intervencionismo estatal en la economía, populismo, finanzas desbalanceadas y economía poco abierta. El futuro de Argentina, por lo tanto, no es prometedor».

Barba señala que la apertura comercial de un país no se relaciona con su nivel de soberanía. «Soberanía nacional y economía abierta y fuerte no son conceptos contrapuestos. Al contrario. Una mayor fortaleza económica permite contar con un Estado fuerte financiera y políticamente, capaz de defender su soberanía y de hacer valer su Estado de derecho», expresa.

Sugiere que lo mejor que puede hacer el Estado es garantizar los derechos de propiedad, argumentando:»Un Estado de derecho en plena vigencia, estabilidad macroeconómica y la apertura comercial para crear el ambiente más competitivo posible en beneficio de los consumidores».

Imagen: Noticieros Televisa

Vea también

Ahora restringen compra de criptomonedas en Argentina

Bitcoin sube 25% y se cotiza en US$ 11.600… pero solo en Argentina

En Argentina ganó el peronismo y también el bitcoin

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí