Piexchange congreso aclaró que no participará en congreso de economía digital
Pi Exchange congreso aclaró que no participará en congreso de economía digital

La plataforma de comercio de criptomonedas Pi Exchange emitió un comunicado este jueves aclarando que no participará en el evento denominado «1er Congreso de Economía Digital Los Teques 2019», que se realizará el 12 de diciembre.

Aunque Pi Exchange no expone los motivos por los cuales no formará parte de la actividad, aclaró que continúa en su firme compromiso de colaborar con los emprendedores, en la difusión informativa y orientadora sobre las tendencias digitales e innovaciones en la economía venezolana.

Pi Exchange es un servicio de intercambio de una stablecoin, respaldada en Euros, con el Bolívar como una opción de pago. Permite comprar, vender y gestionar su cartera de Pi de forma centralizada, con garantías regulatorias e institucionales.

La moneda preminada ofrecida, el PI, brinda la posibilidad de adquirir un sustituto de las divisas nacionales, cumpliendo con sus mismos principios: “Ser un medio de cambio, unidad de cuenta y reserva de valor». Es un token de criptomoneda que se emite en la plataforma Ethereum.

Presencia de OneCoin

Entre los invitados especiales del congreso sobre economía digital se encuentra la empresa OneLife, identificada como impulsores del uso de la cuestionada «criptomoneda» One Coin.

El proyecto criptográfico OneCoin posee un historial de señalamientos de fraude y estafas, encabezados por el de ser un esquema piramidal. El año pasado el Banco Central de Samoa declaró que OneCoin era un esquema híbrido de pirámide-ponzi que lavaba dinero a través de Nueva Zelanda a Samoa y que atacaba a individuos a través de iglesias.

La compañía señalada se defendió expresando que ni OneCoin ni OneLife tenían empleados o representaciones en esos lugares y que además OneCoin era una criptomoneda centralizada y de código cerrado. Sin embargo, la Autoridad de Mercados Financieros de Nueva Zelanda la incluyó en la lista negra de esquemas posiblemente fraudulentos.

Más señalamientos

Por otro lado, la Oficina del Fiscal Federal de Manhattan detuvo en el aeropuerto de Los Ángeles, al CEO de la compañía debido a un cargo de conspiración por fraude electrónico que surgió de su papel como número uno de un esquema piramidal internacional, que involucraba la comercialización de la criptomoneda OneCoin.

Una inversionista de Estados Unidos introdujo en mayo, otra demanda judicial en contra de la empresa por haber perdido unos USD 130.000 invertidos en este presunto esquema piramidal, señalándola de comprometerse a realizar una oferta y venta no registrada de valores violando leyes federales estadounidenses, y acumular US$ 4.000 millones, obtenidos con enriquecimiento injusto, fraude con criptomonedas y tergiversación negligente. Todo esto a partir del desarrollo de campañas de mercadeo mediante las cuales atrajeron inversionistas con métodos engañosos.

Entre los acusados por ese caso figuran Ruja Ignatova, fundadora  de la empresa desde 2014; Konstantin Ignatov, cofundador (arrestado en Los Ángeles, debido a un cargo de conspiración por fraude electrónico); Sebastián Greenwood, cofundador de la compañía; y Mark Scott, abogado acusado de ayudar a la empresa a lavar dinero a través de fondos de cobertura.

Otra demanda reveló que Donald Berdeaux perdió más de US$ 700.000 en la estafa, luego de que invirtiera en el ahora conocido esquema Ponzi, entre agosto de 2015 y mayo de 2016, mientras que Christine Grablis, también perdió más de US$ 100.000 invirtiendo en el esquema piramidal de la empresa, en la misma época.

Mark Scott y Konstantin Ignatov

El abogado Mark Scott fue acusado de desviar unos US$ 300 millones de EEUU, utilizando cuentas corporativas en el Banco de Irlanda, supuestamente creando varios vehículos de inversión extraterritoriales, llamados «Fondos Fenero», que luego se utilizaron para lavar las ganancias de la criptoestafa, operada por el dúo de hermanos de Bulgaria, Konstantin Ignatov y Ruja Ignatova, quienes mostraron la moneda en eventos glamorosos, prometiendo ofertas falsas. Se encuentra actualmente en juicio en Nueva York, Estados Unidos.

Por su lado, Konstantin Ignatov se declaró culpable de su participación en el fraude multimillonario de criptomonedas y enfrentará cargos que podrían llevarlo a 90 años de prisión.

Ruja Ignatova, también conocida como «cryptoqueen», se encuentra huyendo de la justicia.

Imagen: Pi Exchange

Vea también

Comienza juicio a abogado de OneCoin: le acusan de lavar US$ 300 millones

Onecoin: cofundador se declaró culpable por fraude y lavado de dinero

Nueva Zelanda incluyó a OneCoin en lista negra por sospechas de fraudes

Los mejores y más amigables exchanges de criptomonedas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí