bitcoin
Fuente: Shutterstock

Bitcoin inició el año con buen pie, logrando subir más del 8% desde el 1 de enero, luego de que este lunes alcanzó un máximo de US$ 7.877,52, según sus indicadores cuando eran las 8:30 p.m. (hora Caracas). Con esta cifra, la criptomoneda logró subir más de 700 dólares, desde el mínimo de US$ 7.174,94 que marcó el primer día de este 2020.

BTC continuó su evolución positiva durante la presente jornada, cuando alcanzó un alza de 6,16%, con la que logró posicionarse nuevamente sobre los 7.800 dólares. Cifra que no alcanzaba desde el pasado 30 de noviembre, de acuerdo a datos de CoinMarketCap.

¿Qué pasa con el precio del bitcoin?

El auge de la criptomoneda se hizo aún más notable desde el viernes, luego de conocerse la noticia del asesinato por parte de Estados Unidos del mayor general Qassim Suleimani, líder de la Fuerza Quds de Irán.

Bitcoin y otros activos considerados como refugios de valor vieron un aumento de precios. La divisa digital inició dicha jornada en picada, en lo que parecía el comienzo de una fuerte corrección, sin embargo mostró un rebote cuando tocó un fondo de US$ 6.915, hasta alcanzar un pico de 7.413,72 dólares.

Este salto en el precio, demostró que la divisa digital se valora en una situación cambiante, tal como dicho escenario que llevó a EEUU e Irán a las puertas de una guerra abierta.

En eso coincide el CEO y fundador de la firma de inversión Galaxy Digital, Mike Novogratz, quien estima que este crecimiento continuará.

Pero, lo cierto es que BTC también pudo haber crecido por su cuenta, sin la necesidad de un catalizador externo, como lo fue el asesinato de Suleimani. A fin de cuentas, como activo emergente, la criptomoneda no ha mostrado signos de dependencia de otros mercados o activos.

Se mueve en función de cómo se mueve el mercado cambiario y, a menudo, no se ve afectado por los acontecimientos macro.

Además, la divisa se encuentra en una tendencia alcista, como aseguró el criptoanalista DonAlt en Twitter.

“La gente va a llamar cabeza y hombros inversos en este caso. Eso me hace pensar que vamos a probar el escote (línea roja superior). Una vez allí, creo que o bien la ruptura falsa y el volcado hacia abajo o la ruptura real, lo que conducirá a una pequeña compresión. Sigo optimista», escribió.

En el comercio, normalmente se forma un patrón inverso de cabeza y hombros cuando un activo muestra una estructura de fondo. Esto ocurre una vez el precio de un activo cae a un nuevo mínimo, imprime un fondo a corto plazo y se recupera gradualmente durante un período de tiempo prolongado.

Bitcoin va camino a los US$ 8.500, según el stock to flow

De acuerdo con el bot de Twitter, encargado de hacer seguimiento al stock-to-flow (S2F), S2fmultiple, bitcoin actualmente tiene un múltiplo S2F de -0.15 a su último precio verificado de US$ 7.343,16 y un precio previsto de US$ 8.569,50. Lo que se considera un indicador alcista porque la criptomoneda actualmente está rezagada con respecto al precio del modelo.

El modelo de stock-to-flow de BTC describe cuánto tiempo le tomaría al activo, a la velocidad de producción actual, para alcanzar el suministro actual. Esto crea una métrica conocida como la relación existencia-flujo.

Dado que la moneda virtual tiene una de las proporciones de S2F más altas que cualquier inversión, puede verse como una opción atractiva. Esto se debe a que bitcoin tardaría mucho tiempo en alcanzar su suministro de circulación actual, a la tasa de producción de este momento.

Sino… por lo menos se acercará, según su tasa de hash

Mientras esto sucede con el indicador S2F, la red de la criptomoneda registró una nueva tasa de hash de 117 EH/s, un movimiento que puede ser un precursor de dónde se inclina el precio de BTC en el término inmediato.

Curiosamente, el aumento se dio a cuatro meses para una reducción a la mitad de la recompensa minera que luce decisiva para bitcoin, en tanto disminuirá en 50% los retornos diarios para los mineros.

El aumento en la tasa de hash, una métrica que muestra qué tan rápido necesitaría un equipo de minería para calcular las funciones de hash generadas por el cifrado SHA-256 de Bitcoin, resalta la confianza entre los mineros.

Por la forma en que se codifica la red Bitcoin, una afluencia de mineros (como se muestra por el aumento de la tasa de hash) significa que la dificultad minera de la red también aumentará en conjunto.

Solo los grupos de minería con la mayor tasa de hash, o las granjas que usan el último equipo de minería, tienen la posibilidad de ganar los 12.5 BTC emitidos por la red cada 10 minutos y las tarifas de transacción.

En ese sentido, el aumento en la tasa de hash sugiere un aumento de precios en el mediano plazo. Bitcoin está estructurado de una manera que la tasa de hash sigue al precio. Cuanto mayor sea el precio, mayores serán los mineros y, por lo tanto, mayor será el repunte.

En el reverso, cada vez que los precios caen, la tasa de hash sigue su ejemplo, aunque no siempre es así, debido a que a menudo hay retrasos asimétricos en los efectos finales, y los mineros débiles frecuentemente cambian su equipo que consume energía debido a los costos de operación de montaje y bajos retornos de la inversión.

Y si no es ahorita, puede que sea después

Pese a lo que está sucediendo en los días recientes, históricamente, el primer mes del año siempre es bajista para la criptomoneda.

Los retornos mensuales históricos para el precio de BTC en enero han sido negativos en los últimos cinco años. 2015 fue el peor, con una pérdida del 27%; seguido de 2018, cuando retrocedió 21,5%. Bitcoin también cayó 10% en el primer mes del año pasado, y solo septiembre fue peor en promedio en los últimos nueve años.

Bitcoin creció 85% el año pasado, pero aún estaba por debajo del promedio en comparación con los períodos positivos del pasado. Cinco meses fueron bajistas, y todos ellos en la segunda mitad del año, excepto enero.

Observar los rendimientos trimestrales en los últimos seis años muestra que el primer trimestre fue bajista en cuatro de esas épocas, y solo en 2017 y 2019 se registraron ganancias en los primeros tres meses del año, según datos compilados por la firma de análisis Skew.

Además de la burbuja a finales de 2017, el segundo trimestre de la moneda virtual siempre ha tenido los mejores resultados trimestrales en los últimos seis años. Solo en 2018 hubo un valor negativo para abril, mayo y junio.

En 2019, el segundo trimestre fue el segundo mejor de los últimos seis años. Los retornos para este período fueron superiores al 160%.

Ahora la interrogante es si se repetirá la historia y producirá ganancias sólidas para el BTC en la primera mitad de 2020. Eso aún no lo sabemos, a pesar de que los primeros seis días del año el precio de bitcoin se ha disparado.

Las presiones geopolíticas y económicas que el mundo está experimentando actualmente, de la mano de la venidera reducción a la mitad de la recompensa minera, pintan un buen camino para BTC en el corto plazo.

Todo ello sin contar que la criptomoneda ha recibido un gran apoyo durante los últimos meses, en los que no se le ha permitido bajar de US$ 5.000.

Ciertamente, cualquier cosa podría pasar y la divisa podría caer a cero en cualquier momento, como dicen sus detractores; o llegar a un millón, como lo predijo el magnate John McAfee; o a US$ 100.000, como anticipó el veterano comerciante y analista Peter Brandt. Pero siempre hay que tener en cuenta que se trata del activo con mejor rendimiento de la década pasada.

Continúe leyendo

¿Fue la recuperación de bitcoin una señal alcista?

Bitcoin: una de las inversiones favoritas de los millennials

¿Cuál es la verdadera cantidad de poseedores de bitcoin en EE.UU.?

Comenzó a bajar la dificultad minera de bitcoin: ¿Qué dice esto sobre el futuro del precio?

CME pone fecha al lanzamiento de sus opciones de futuros de bitcoin, pero… ¿qué es eso?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí